La columna alba: Punteros

A falta de una fecha para el final somos punteros exclusivos, como no ocurría hace mucho tiempo, por lo que la alegría viene por añadidura. Sin embargo, no nos permite relajarnos, ya que el juego mostrado es el deseado sólo a ratos.

A falta de una fecha para el final somos punteros exclusivos, como no ocurría hace mucho tiempo, por lo que la alegría viene por añadidura. Sin embargo, no nos permite relajarnos, ya que el juego mostrado es el deseado sólo a ratos y en la mayoría de los partidos ganados de este campeonato ha sido aguantando la arremetida de los rivales y con escasas oportunidades de gol luego de conseguida la ventaja en goles.

Lo antes expuesto ocurrió con Unión Española. Entendible porque el juego del equipo de José Luis Sierra es de controlar el balón gran parte del partido por lo que fue tarea bien cumplida. También ante Universidad Católica terminamos aguantando el resultado, también con lógica ya que gracias al ímpetu por conseguir un mejor resultado jugando con su gente, que el equipo de Lassarte nos echó atrás. Lo mismo ocurrió ante el equipo azul, quienes por las características de los equipos de Sampaoli nos atacaron con muchos hombres sobre el final y terminamos pidiendo la hora, pero los clásicos son para ganarlos como sea, por lo que también se justifica.

Ahora, el partido contra Antofagasta también terminamos aguantando el resultado, y no hay por dónde justificarlo. Un equipo mediocre no nos puede meter en arco propio prácticamente todo el segundo tiempo, la confianza perdida ya se recuperó y uno espera que este equipo esté constantemente buscando el arco rival, no sosteniendo siempre la diferencia por la cuenta mínima, sobre todo considerando que tenemos jugadores de mitad de cancha hacia arriba que puede marcar diferencias.

El trámite del partido fue parejo y muy parecido al partido contra San Felipe, donde el inicio fue prometedor pero que poco a poco se fue diluyendo, principalmente porque las bandas no fueron el recurso principal de ataque que existe cuando está Gonzalo Fierro y Mathías Vidanggosy.

El “Chapa” Fuenzalida fue un muy buen factor de ataque, quien con su velocidad causó mucho peligro, aunque careció de la mente fría para tomar la decisión correcta en la última jugada, donde generalmente se equivocó. Cuando tiene que centrar le pega al arco, cuando tiene que pegarle al arco centra y cuando tiene que pegarle al arco la tira a las nubes, siempre le falta la chaucha para el peso. Por el otro sector Mauro Olivi tiene condiciones de sobra, es un jugadorazo, pero es muy blando, se cae al piso con facilidad, a ratos es displicente en sus habilitaciones y cuando hay que meter fuerte la pierna prefiere no hacerlo. Mal partido el del "Pampa", pero sus condiciones son innegables.

Los goles fueron producto de un error del portero rival muy bien aprovechado por nuestro goleador Carlos Muñoz y el segundo gol producto de un balón detenido, como hace mucho tiempo no se veía en nuestro equipo. Me alegré mucho, ya que estos goles son producto del trabajo de la semana, la forma de celebrarlo así lo demuestra, donde todos los defensas fueron a felicitar a Cristian Vilches, quien de a poco recupera su nivel, pero que aún le falta para ser el patrón de la defensa que necesitamos y que en algún momento fue en Audax Italiano.

En el segundo tiempo principalmente tuvo que entrar en acción nuestro arquero Ignacio Gonzalez y éste respondió de muy buena forma. Me alegró mucho ya que donde vi el partido abundaban los comentarios y murmullos cada vez que le tocaba entrar en acción, pero que en el segundo tiempo se convirtieron en aplausos gracias a sus buenas intervenciones. Esto sumado a los comentarios de la televisión, quienes tiraban datos mal intencionados y mala vibra. Me hizo sentir satisfacción por nuestro arquero, ya que tiene muchas condiciones, pero que debe demostrarlas en muy pocos partidos en el puesto más ingrato del mundo. Espero que con esto tome confianza y en el corto plazo sea nuestro portero titular y no tengamos que salir afuera a buscar lo que tenemos en nuestra casa.

El último partido es contra Audax Italiano que viene de derrotar con propiedad a O’higgins. Esperemos que sea una victoria y así abrochemos el primer lugar de la fase regular que nos permita retornar al ámbito internacional.

powered byDisqus