La columna azul: "Cuando un grande tropieza, la risa redunda en la boca de los mediocres"

Quizás era lo "mejor" ser eliminados, el plantel viene agotado física y mentalmente y a pesar de que ninguno de nosotros, ni nuestros jugadores queríamos quedar fuera, el hecho de seguir "a medias" en tres torneos podía significar que nuestras probabilidades de ganar algo fueran menores.

La eliminación no es tan dolorosa porque a pesar de que la ilusión jamás se perdió, a pesar de tenerla complicada, quedar fuera estaba dentro de las alternativas probables. Sin embargo, el ser apabullados no estaba dentro de los planes de nadie.

Pensaba en que si éramos eliminados seguramente iba a ser perdiendo, empatando o ganando por menos de dos goles, pero jugando de la forma que jugamos contra Santos, dominando, creando ocasiones de gol y luchando hasta el final, pero ante Sao Paulo jamás dominamos, jamás creamos una opción clara de gol y nunca dominamos el juego.

Lo único que me deja orgulloso fue que luchamos hasta el final, y aunque puede parecer que no es así dada la contundencia del rival, nuestros jugadores jamás dejaron de correr e intentar aunque fuera un gol, jamás estuvimos cerca de ese gol pero igual la lucha estuvo.

Agradezco a mis jugadores porque dieron la lucha aún estando vencidos. Las limitaciones del equipo no pasan por los jugadores, ellos no piden llegar, nuestras debilidades respecto a los planteles del 2011 y del primer semestre del 2012 son por un tema de despotenciación y por mala elección de los refuerzos. Vuelvo a repetir, no es culpable "el refuerzo", el culpable es el dirigente o en último caso Sampaoli.

A pesar de que quizás Sampaoli pudo equivocarse en los refuerzos, no sería capaz de reprocharle nada, y no por las alegrías que nos ha dado, no le reprocharía nada porque cuando el equipo se ha despotenciado él ha sido capaz de sacar jugadores de la cantera y convertirlos en cracks. A propósito de "canteranos cracks", que fea se vio la lesión del "Chino" Martínez, sólo espero que no sea algo grave, aunque a simple vista se vio que era algo grave.

Escuché en la radio a "Pepe" Rojas pidiendo perdón. En el partido de ida escuche a Lorenzetti pedir perdón por su error, y anoche cometió otro que significó un gol así que imagino que debe nuevamente estar sintiendo culpa. Ojalá pudiera decirles a todos que no nos pidan perdón, no les reprocho nada, nos derrotó un gran rival y lo único que les reprocharía es exactamente el hecho de pedirnos disculpas o perdón.

Cayó un grande, cayó el campeón vigente, pero les diré algo, cuando la "U" gana algo los grandes son nuestros jugadores y nuestro cuerpo técnico, pero cuando el equipo cae los grandes debemos ser nosotros, los hinchas, porque nosotros debemos levantar a nuestros jugadores, aún tenemos cosas por ganar, una Copa Chile en la que aún estamos en carrera y lo más importante, el tetracampeonato chileno.

Quizás era lo "mejor" ser eliminados, el plantel viene agotado física y mentalmente y a pesar de que ninguno de nosotros, ni nuestros jugadores queríamos quedar fuera, el hecho de seguir "a medias" en tres torneos podía significar que nuestras probabilidades de ganar algo fueran menores. Si sólo nos concentramos con equipo estelar en el Torneo de Clausura y con equipo mixto en Copa Chile podemos conseguir ambas copas, y obviamente de ambas cosas lo más importante es ganar el Clausura.

Vamos Leones, a levantarnos, no tenemos tiempo para lamentaciones. Respecto al "bullying" de los que gozan vernos caer, tómenlo como un cumplido, porque hay que ser muy grandes como para que incluso hinchas de otros equipos estén pendientes de nosotros. Y nuevamente citaré a Johnny para decir que: "cuando un grande tropieza, la risa redunda en la boca de los mediocres".

powered byDisqus