La columna azul: Si fuese por intención golearíamos a todos

Hubiese sido ideal que los "delanteros" (uso comillas porque nuestro único real delantero está lesionado) hubiesen marcado para tener un golpe anímico, lastimosamente no fue así, cosa que no merma mi fe en dar vuelta la llave con Sao Paulo en lo más mínimo.

Me da impotencia ver cómo nuestro equipo es el único que propone en todos los partidos que jugamos en el torneo local. Quizás en el plano internacional alguno salga a jugarnos de igual a igual, quizás Unión Española nos jugó de igual a igual, pero todos los demás nos temen.

A pesar de todo, ese temor y ese respeto que nuestros rivales nos tienen deberíamos usarlo a nuestro favor, pero nos falta ese esquivo finiquito, y ya se está transformando en una maldición porque he visto jugar a la "U" todo este semestre mejor que sus rivales y a pesar de eso no hemos podido ganar como veníamos acostumbrando.

Cada partido que jugamos en un ejemplo claro de lo que escribo, puede sonar majadero hablar del finiquito todo el tiempo y más encima tener que escuchar a toda la prensa decir lo obvio y alguna que otra estupidez agregada, como decir que el partido ante la UC fue parejo.

El duelo no fue parejo, el partido lo dominamos, quizás hubo un lapso de no más de 20 minutos en el primer tiempo en donde nos vimos apremiados, más que eso imposible.

Veía en un bloque deportivo (últimamente veo los bloques sólo para repetirme las imágenes, ya que los comentarios o son obviedades o son tonteras) que decían: "Universidad de Chile fue más contundente pero la UC tuvo las opciones más claras". Estoy totalmente en desacuerdo con esa apreciación, porque si Católica tuvo opciones fue porque nosotros salimos a buscar el partido y la UC jugó a la contra, y obviamente quedando mano a mano las opciones serán más claras y la tapada del portero será más vistosa que la del equipo que tiene nueve jugadores en su campo.

Aclaro, jugar a la contra es válido, nosotros debemos ser capaces de vencer todo tipo de planteamientos, eso lo tengo claro, pero que vengan a decir que el partido fue parejo me parece casi una calumnia, porque veo a mis jugadores salir extenuados, los veo a veces sin ideas o impotentes al no poder marcar, veo a mi técnico furioso por no poder ganar y escucho las declaraciones que dicen "empate amargo, queríamos ganarlo" versus el rival de turno que sale diciendo "fue un resultado justo" sin siquiera mentir diciendo: "nos esforzamos por ganarlo".

Entonces cuando desde la actitud durante el juego hasta la actitud después del juego es totalmente distinta no me pueden venir a decir que fuimos parejos porque lo único igual entre ambos equipos hoy fue el marcador y bien lo sabe el DT de Católica que dijo "hicimos lo que pudimos ante un gran equipo", eso lo decía todo.

Debo destacar a Garcés nuevamente, lo admito, le agarré cariño, siento que la forma de su salida desde la propia UC a la larga le jugó a favor en su llegada a la U porque su ánimo de revancha, sus ganas de taparle la boca a los que sólo usan la boca para reclamar y no para alentar a su equipo, e incluso decir que quería ganar a toda costa me hizo confirmar algo que ya venía profesando hace ya varios meses.

Garcés merece y tiene todo mi respeto. Fue ovacionado porque no se queda sólo en las palabras, también rinde en la cancha, está a la altura que hay que estar para ser el suplente de uno de los mejores porteros de nuestro club en toda su historia y uno de los mejores de Sudamérica hoy por hoy, cosa no menor.

Además, las frases de Garcés nunca han sido "vende humo" porque nunca dijo "yo siempre fui de la U" o cosas así, dice que lo basurearon en la UC, dice que quiere revancha, dice cosas que para nosotros no son tan relevantes, pero lo que hace en la cancha si es totalmente relevante y como eso es lo que vale hoy Paulo Garcés te considero un León de tomo y lomo. Igual confieso que me dio gusto cuando lo escuché decir después del partido: "no tienen ídolos porque los destruyen".

Para terminar sólo decir que para serles francos la raya para la suma siento que no es positiva, para mí fue empate con sabor a derrota, quizás no tanto por lo que significaba numéricamente, sino porque me hubiese gustado ganarlo de forma contundente para agarrar confianza, ya que el miércoles tenemos un partido en extremo complicado y venimos de varios partidos sin marcar.

Hubiese sido ideal que los "delanteros" (uso comillas porque nuestro único real delantero está lesionado) hubiesen marcado para tener un golpe anímico, lastimosamente no fue así, cosa que no merma mi fe en dar vuelta la llave con Sao Paulo en lo más mínimo.

Con la fe intacta me despido esperando tener una cita más con la historia de hazañas de este hermoso club. Muchos celebran nuestra sequía de triunfos, muchos celebran más nuestras penas que sus propios logros, pero ojo, sabemos todos que el hecho de que nos den por muertos, el hecho de que se burlen de nosotros y el hecho de que todo esté en nuestra contra muchas veces alimentó nuestro orgullo, nuestra garra, nuestras ganas de gloria.

Cada vez que logramos una hazaña nadie daba un peso por nosotros, pero da lo mismo, nosotros damos todo por el club y no necesitamos más, y qué bueno que todos estén pendientes, que todos nos quieran ver caer, porque eso sí que levanta mi ego. Jamás me agrandé por una copa ganada, la única vez que me agrandé fue cuando todos estuvieron pendientes de nosotros esperando vernos caer y finalmente nadie pudo botarnos.

VAMOS LA "U" CARAJO QUE LA "U" SOMOS TODOS, A APOYAR, PORQUE NUESTROS LEONES DARÁN LA PELEA. SI VAMOS A MORIR VAMOS A MORIR LUCHANDO, NO MORIREMOS PORQUE NO DIMOS LUCHA, DE ESO NO TENGO DUDAS.

powered byDisqus