La columna azul: Volviendo a poner orden

Si queremos llegar a una final para ganarla debemos, primero que todo, ganarle a la Universidad de Concepción para llegar como corresponde a pelear el título y no llegar con la frase “el equipo despierta en playoffs”, frase digna del alumno “porro”.

Al quedar eliminados de la Copa Sudamericana obviamente que toda nuestra energía y concentración fue desviada al torneo local, cosa que quedó demostradísima al ganarle de forma contundente a un gran equipo como Huachipato, que dicho sea de paso venía con una racha de bastantes partidos sin conocer la derrota.

Lo mejor del resultado es que, a pesar del dolor que significa el no poder revalidar nuestro título continental, al parecer nuestros jugadores ya dieron vuelta la página, se sacudieron de la derrota y se fijaron como objetivo el tetracampeonato lo cual era bastante obvio ya que es el torneo más importante que disputamos.

Sin embargo, el tener la intención y las ganas no sirven de nada si los jugadores quedaban golpeados sicológicamente, cosa que al parecer no ocurrió. Me tranquiliza muchísimo este triunfo, ya que Huachipato es un equipo ya clasificado a playoffs y es un parámetro confiable para medir nuestras capacidades. De los ocho clasificados a los juegos finales no hay ningún equipo que esté siquiera un escalón más arriba que los acereros.

Ya estamos clasificados a playoffs, pero queda un partido vital si queremos definir como local nuestras llaves. Además debemos siempre respetar al rival de turno que en este caso es Universidad de Concepción. Hago mención a esto porque en redes sociales veo a varios hablando de temas como: “final soñada”, “refuerzos 2013” o “Copa Libertadores 2013”.

A todos los que hablan de estos temas les pido respeto hacia nuestro rival de turno, debemos ir paso a paso si queremos ganar cosas, cada vez que ganamos algo fuimos paso a paso y sabemos que no basta con la camiseta azul, que a pesar de ser respetada en toda Sudamérica la camiseta por sí sola no gana partidos.

Si queremos llegar a una final para ganarla debemos, primero que todo, ganarle a la Universidad de Concepción para llegar como corresponde a pelear el título y no llegar con la frase “el equipo despierta en playoffs”, frase digna del alumno “porro” que se farrea todo el semestre y al último quiere salvar con el examen.

Sin ser soberbio debo decir que, al igual que la mayoría de los periodistas deportivos serios, creo que la U es aún el equipo mas fuerte del torneo chileno, sin embargo, eso no asegura nada. La U es el mejor equipo de Chile porque juega todos sus partidos de igual forma, con la misma intención y el mismo objetivo, y no porque creamos que los equipos inferiores ya están derrotados y el partido es sólo un trámite más antes de levantar una copa ya asegurada.

Debemos ser humildes siempre, no como equipos que se autodenominan grandes, basurean una copa y cuando tiene la opción de pelearla la enaltecen, y juran de “guata” que la copa ya la ganaron. Vamos paso a paso y siempre “con optimismo y fe”, el objetivo está claro, el camino aun no tanto pero no importa, porque sabemos que el primer paso se debe dar el miércoles, y recién el jueves pensaremos en el siguiente paso que debemos dar.

Vamos camaradas, vamos equipo, que juntos comenzamos este camino y juntos lo terminaremos, ojalá en la meta que todos queremos.

powered byDisqus