La columna hispana: Ojo con Unión

¿Se lo dedicamos a la UC? Claro, hubo doble alegría, ya que los dejamos fuera a un rival que siempre nos gusta ganarles, pero no. Se lo dedicó a esos hinchas que mataron a Nicolás Berardo y hoy salvó un gol en la línea.

Nadie puede negarlo. Quien escribe siempre habló de la fe intacta que tenía en el equipo, y así fue. Terminó el primer tiempo y a mis amigos les dije: “en el segundo tiempo liquidamos”; nos hicieron el primero y les comenté: “hacemos uno y sale el otro”; anotó el Pato Rubio y feliz, grité: “ahora clasificamos”, y cómo no, eso sucedió. Un 2-1 que nos deja alegres a todos y confiados en que el equipo puede realizar una buena campaña en los playoffs.

Unión hizo su fútbol en los primeros minutos, pero cuando el gol no salía, el equipo poco a poco renunció a ese buen toque, para llegar a generar ocasiones de gol, y el pelotazo fue una arma utilizada, pero que no resultó mucho. El equipo perdía la paciencia, ya que el gol era necesario para soñar con playoffs, Cobreloa lo aprovecho, creció algo y ante la única desconcentración defensiva, pudo anotar el uno a cero parcial.

Se necesitaba dar vuelta el partido, la fe seguía intacta. ¿Cómo llegaron los goles? Se armó el once dentro del campo de juego, más ofensivo que nunca, volviendo a la clave del juego de Unión: la posesión del balón. Así llegaron los dos agónicos goles que llegaron en el momento justo y de forma muy merecida para lograr abrochar una justa clasificación a la post temporada.

¿Qué falló? Bueno, el tema comentado del pelotazo fue una gran desventaja en el partido. El equipo fue se hizo largo y esa por momentos era la única vía para poder crear peligro en la portería loina. ¿A qué se debe eso? Vi poco compromiso en los jugadores ofensivos a la hora de bajar a defender y eso provocó la longitud del equipo y lo fácil que Cobreloa entraba, a ratos, en nuestra zona defensiva.

Mejorando esas pocas cosas creo que se puede llegar lejos. En el papel el único rival temible es Colo Colo. El resto de los equipos son todos ganables. Palestino, la “U” o Rangers será nuestro rival en cuartos de final. Para salir campeón, hay que ganarle a todos, así que, ¡qué venga cualquiera! Mientras, a preocuparse de Copa Chile a mitad de semana. Recibimos a Trasandino este jueves, esperanzado en seguir avanzando en ese torneo.

El hincha: hay gente y ayer quedó demostrado. Lindo marco de público en Santa Laura, pero si van a ir a criticar, no, por favor. Guárdense las críticas y que sean constructivas al menos. Me tocó ver gente que mató durante todo el partido a un opaco Emilio Hernández, pero que cuando ya el partido iba dos a uno, en el momento que se fue reemplazado, lo aplaudieron. Criterio por favor.

¿Se lo dedicamos a la UC? Claro, hubo doble alegría, ya que los dejamos fuera a un rival que siempre nos gusta ganarles, pero no. Se lo dedicó a esos hinchas que mataron a Nicolás Berardo y hoy salvó un gol en la línea y luego participó activamente en los dos goles. Va para esas personas que faltando diez minutos ya estaban en sus autos de regreso a sus casas. A ellos va esta clasificación, para que piensen y sepan que si no se sufre, no vale, que si no se sufre, no es de Unión. Para todos, ojo con Unión, que la fe para alcanzar la gloria, ¡está más viva que nunca.

powered byDisqus