Tigre podría no jugar la Copa Libertadores 2013 tras escándalo en el Morumbí

El equipo arriesga entre seis meses y un año de inactividad internacional.

La decisión de retirarse del campo de juego en la final de la Copa Sudamericana ante Sao Paulo, puede traer serias consecuencias para Tigre,

El cuadro de Néstor Gorosito arriesgaría su participación en la Copa Libertadores del 2013, a la que accedió siendo el mejor equipo argentino ubicado en el segundo torneo continental del año.

La Confederación Sudamericana inició una exhaustiva investigación de los incidentes que se produjeron en el estadio Morumbi. Las sanciones, aparte de ser económicas, pueden dejar sin participación internacional al club durante todo el 2013, por el perjuicio de imagen que provocó en la Conmebol esta decisión.

"Las autoridades de la Conmebol están recabando todos los antecedentes sobre el lamentable desenlace que tuvo la final de la Copa Sudamericana. Pedimos informes a los árbitros, delegados y esperamos el de la policía brasileña. Lo que pasó agrede severamente la imagen del fútbol sudamericano. En muchos años no se daba algo así. Creíamos superado este tipo de problemas. La Conmebol lamenta profundamente lo acontecido, en desmedro de miles de televidentes", declaró a La Tercera el paraguayo Néstor Benítez, vocero de la institución futbolera sudamericana.

Lo único que quedó claro en la Conmebol es que el título no está en deuda. "El partido fue suspendido por Enrique Osses. Luego, la Conmebol lo dio por concluido. Hay un hecho clave: que se haya realizado la ceremonia de premiación resume todo. Es el símbolo más evidente de que el partido está zanjado", declararon desde la institución.

El jueves 20 se reunirá el comité ejecutivo de la Conmebol. En la cita se analizará en profundidad el bochornoso término del encuentro que dirigió el juez chileno Enrique Osses.

powered byDisqus