Kevin-Prince Boateng e insultos racistas: "No importa el partido, si pasa de nuevo abandonaré"

“He recibido un apoyo masivo desde Inglaterra y de muchos jugadores como Rio Ferdinand y Patrick Vieira, y quiero agradecérselo. Estoy triste y furioso por haber sido el único en pasar a la acción”, confesó el moreno, que tras tres alegatos al árbitro por las estupideces que cantaban los aficionados, decidió no seguir jugando en un partido amistoso.

Tuvo el coraje para retirarse del estadio ante un público adverso que gritaba consignas racistas en su contra. Es por eso que Kevin- Prince Boateng ha estado en varias primeras planas tras su decisión y el apoyo de sus pares en un partido amistoso.

Boateng abandonó la cancha en el minuto 26 del partido amistoso contra el Pro Patria, de la cuarta división italiana, después de que los aficionados del equipo rival le dedicasen cánticos burlándose de él. Sus compañeros encontraron justa la actitud del ghanés y le siguieron a camarines.

“No me importa de qué partido se trate, amistoso, de la Serie A o de la Champions League. Abandonaré otra vez el terreno de juego y creo que todo el mundo me apoyará”, dijo Boateng a la CNN, contento por el apoyo de sus colegas del mundo futbolístico.

“He recibido un apoyo masivo desde Inglaterra y de muchos jugadores como Rio Ferdinand y Patrick Vieira, y quiero agradecérselo. Estoy triste y furioso por haber sido el único en pasar a la acción”, confesó el moreno, que tras tres alegatos al árbitro por las estupideces que cantaban los aficionados, decidió no seguir jugando.

“Le dije que si volvía a pasar no jugaba más. El árbitro me dijo ‘no te preocupes’ pero le contesté que me preocupaba, que no era agradable”, explicó enojado.

“Estoy sorprendido de escuchar este tipo de cosas en 2013. No es la primera vez en mi vida que tengo que escuchar o ver este tipo de cosas, pero tengo 25 años y no quiero aceptarlo nunca más”, añadió.

“No era nada relacionado con el fútbol ni con ninguna rivalidad, fue un acto racista y por eso actué así”, concluyó Boateng, que no es el primer jugador de color en tomar una decisión así de drástica. Eto'o lo hizo una vez ya en el Barcelona, queriendo subir a la galería para golpear a un hincha.

powered byDisqus