La columna azul: Poco duró la ilusión

Lo que da impotencia es que nos perfilábamos al fin como un grande de America y nuevamente estamos acá “en rodaje” cuando deberíamos estar peleando arriba en el torneo local.

La derrota ante Wanderers para mi es inaceptable, creo que se puede perder, pero no de esta forma, jugando como corresponde cuando faltan 15 o 20 minutos para el final.

Tengo mucha bronca, porque siento que si bien Franco es responsable también hay mucha responsabilidad de nuestros jugadores. La derrota siempre duele, sin embargo, no duele tanto cuando se muestra actitud de los 11 jugadores y no de 2 o 3, porque ante Wanderers Herrera, Díaz y uno que otro mas mostró garra y ganas de ganar a toda costa.

Todos saben que yo no soy de matar jugadores, pero me da bronca el caso de Duma, el cabro es un crack, terminó el año 2012 siendo crack y ahora siento que no da el 100%. En el partido anterior, contra Arica, la gente le gritaba que fuera a presionar al portero rival para que no hiciera tiempo con la pelota en el piso. Luego en el segundo tiempo de ese mismo partido juega como crack nuevamente, pero si lo vemos fríamente el crack del año 2012 a aparecido solo por 45 minutos en todo el año.

Ramón Fernández también es crack, de eso no tengo dudas, pero ya no podemos seguir esperándolo, debe despegar ahora ya, también ante Arica mostró lo que es capaz de hacer.

Que pena que a Isaac Díaz lo expulsaran porque había cumplido un cometido más que digno, me da bronca que un jugador que viene de la B “la pelee” mas que varios que están consagrados o ad portas de estarlo.

Respecto a Franco, creo que Marino no puede ser banca. A veces el Guille no aparece durante largos pasajes del partido, pero muchas veces con 2 o 3 intervenciones basta para dejar a un delantero mano a mano.

Me había ilusionado con el contundente triunfo ante Arica, pensé que era el despegue de la U 2013, sin embargo, no duró nada esta ilusión de “destape azul”, acá estamos, en el 9° lugar de la tabla, luego de ser derrotado por un equipo que dirige uno de los peores DTs de la liga local, un equipo que a penas había ganado 1 partido antes de llegar a jugar contra nosotros, entonces es obvia mi bronca. Quizá Arica era un equipo demasiado débil como para tomar en serio la contundente goleada y el alza de algunos rendimientos individuales, quizá fue solo un “espejismo”.

Bueno, ya está, perdimos, no sé si merecidamente pero eso da lo mismo, perdimos y estamos en la parte baja de la tabla, al borde de perder toda opción por “campeonar”,

La fe siempre está, quizá esta fe ciega supera la racionalidad, pero acá sigo, ilusionado, esperando el despegue real, esperando que nuestros jugadores se maten en la cancha como hace un año atrás, Franco es el DT que tenemos, no se si hay que bancarlo a ciegas, pero si también me dan bronca los que lloriquean sobre la leche derramada, Franco era el DT ideal para la dirigencia de la U, el no llegó solo acá, por eso no lo culpo, es más, para Franco debe ser un sueño estar dirigiendo a un equipo tan grande, encima en torneo local y Libertadores.

Nada que hacer camaradas, si nos toca sufrir habrá que ponerle el pecho no más, esto no es nuevo para nosotros, lo que da impotencia es que nos perfilábamos al fin como un grande de America y nuevamente estamos acá, “en rodaje” cuando deberíamos estar peleando arriba en el torneo local y sacando chapa de candidatos en Libertadores, pero bueno, que se le va a hacer, solo poner aguante nosotros para ver si traspasamos dicho aguante a la cancha.

Un abrazo y vamos que se puede, la fe jamás se perdió y jamás se perderá

 

powered byDisqus