La columna azul: A Venezuela llegamos muertos

Olimpia le hizo la pega a Franco, pero el "practicante" no hizo la pega, al contrario, usó a jugadores que venían sin ritmo de competición. Perdimos el respeto que nos había tomado décadas conseguir.

Sí, llegamos muertos a Venezuela y no por culpa de los jugadores, y de la actitud de los mismos; llegamos muertos porque nuestro técnico, quien está haciendo su práctica profesional en nuestro amado equipo, decidió llevar a un equipo alternativo que sólo le podíamos pedir terminar la copa de forma digna pero no lograr una hazaña épica.

Estuvimos a 2 goles en un momento, a 2 goles jugando con suplentes, porque Franco tuvo la suerte de que Olimpia hiciera el trabajo que él tenía que hacer. Olimpia le hizo la pega a Franco, pero el practicante no hizo la pega, al contrario, usó a jugadores que venían sin ritmo de competición como son Videla, que nunca jugó, o como Civelli, que si metió y mostró ganas y garra, se matriculó con un gol pero aún así era una apuesta, lo mismo con Isaac Díaz, que es el único 9 que tenemos, sin embargo, el practicante rara vez lo cita y si ante Lara lo puso de titular es porque obviamente dio la clasificación por pérdida antes de dar la lucha.

Me da pena, siempre digo "no está muerto quien aún pelea" y no estuvimos muertos porque nuestros jugadores pelearon siempre, pero nuestro DT no llegó a pelear la clasificación épica, llegó sólo a cumplir un "digno papel", cosa que a pesar de ganar tampoco se cumple, porque un equipo como la U no puede considerar digna una eliminación que no se daba hace 12 años.

No tengo más que palabras de agradecimiento hacia nuestros jugadores, porque a pesar de ser en su mayoría suplentes, pudieron ganar un partido jugando incómodos, porque es obvia la incomodidad cuando no vienes jugando regularmente, pero a pesar de todo ganaron el partido, partido que a Franco jamás le importó, porque con el planteamiento del señor practicante de no ser por Paulo Garcés la U metía 3 o 4 goles pero seguramente recibía 5 o 6.

Una pena, perdimos el respeto que nos había tomado décadas conseguir, en sólo algunos meses perdimos mucho, no creo que perdiéramos todo, pero da pena pensar que hace un tiempo atrás éramos destacados y reconocidos en todo el mundo y hoy por hoy luchamos por ganar algo sólo en el plano local.

Poco se puede decir, tristeza y pena no más, cuando a veces escucho que los hinchas cantan "si un mal paso das, no me importará" pienso que esa canción no me representa, porque si no me importara cuando la U da un mal paso, seguramente no sentiría el dolor que siento ahora.

A levantar la cabeza no más, la U es más que Franco y creo que nosotros somos víctimas de nuestro DT y nuestros dirigentes, pero ojo, nuestros jugadores también son víctimas, por tanto merecen siempre que sigamos alentándolos, y tengo la certeza de que así será, porque el bulla levanta la cabeza y si bien si me importa cuando das un mal paso, jamás te dejaremos bulla querido, ganes o pierdas acá estamos, porque el dolor siempre fue parte importante de nuestra gloriosa historia.

powered byDisqus