El chileno fue titular en un cotejo que tuvo que ser suspendido por peleas entre barristas del cuadro del defensa nacional y el Panachaiki.


En un duelo con incidencias, el Olympiakos avanzó a los octavos de final de la Copa de Grecia. El defensa Pablo Contreras fue titular del duelo que tuvo que ser detenido a los 83’, luego de que hubo incidentes entre hinchas del cuadro del chileno y el Panachaiki, en los que tuvo que intervenir la policía.

El cotejo terminó 1-1, que generó la clasificación al Olympiakos ya que en global terminó 3-1. Sin embargo, fue el Panachiaki el que abrió la cuenta a los 4’ por medio de Dimitrios Gourtsas.

Sin embargo, Loannis Fetfatzidis puso las cosas igualadas a los 57’, para ya poner muy difícil la situación para el rival.

Los incidentes arrojaron a dos policías heridos por las peleas entre las hinchadas, además de varios hinchas evacuados.

Con ello, el Olympiakos avanzó a los cuartos de final del certamen.