Entretenimiento

“Me hacía sentir que era nada”: Britney Spears confiesa por qué no invitó a su familia a la boda

La artista volvió a hablar de los fuertes episodios de maltrato psicológico que sufrió.

Britney Spears

Después de 6 años de relación, Britney Spears y Sam Asghari celebraron su boda rodeada de seres queridos. Los grandes ausentes fueron los familiares de la intérprete de Toxic, quienes no fueron invitados por sus diferencias.

Para nadie es un secreto que ella no se lleva bien con su padre, James Spears, ni tampoco con sus hermanos y madre. Los considera a todos cómplices de la tutela legal que padeció por más de una década, en la que no tuvo voz ni voto para nada.

De hecho, la artista se encuentra trabajando en un libro de memorias donde revelará todos los maltratos y abuso psicológico que padeció por orden de su progenitor, quien tenía la potestad de la ley para tomar todas sus decisiones y por eso, tuvo que aplazar este importante capítulo en su vida.

Ahora, siendo una mujer libre e independiente, la cantante pasó por el altar y a través de su perfil de Instagram asomó las razones por las que no quiso rodearse de ellos en su gran día.

“Durante los 13 años que estuve bajo la tutela paterna me hicieron un test antidrogas tres veces a la semana. Y eso que a mí no me gusta el alcohol. Pero eso sí, mientras tanto, tenía que escuchar que mi padre se iba a beber todos los días y que mi hermano se comía su ensalada de langosta con un whisky con Coca-Cola cada noche en Las Vegas después de mi show. ¡Y a veces antes! ¡Él nunca me dejó probar ni siquiera un sorbo!”

—  Recordó Britney en su cuenta.

La artista de 40 años recordó este episodio a propósito de su ceremonia, que le trajo recuerdos sobre cómo no podía hacer cosas tan básicas para una mujer adulta como pedir un trago, aunque facturaba millones de dólares en ganancias.

“Mi padre ha sentido poder sobre mí durante toda la vida, porque me hacía sentir que yo era absolutamente nada. Me van a disculpar, pero los policías actuan más o menos igual. Como llevan una estrella en la camisa todos los días, creen que eso ya les da la derecho de acosar a la gente”.

—  Agregó la estrella del pop.

En la fuerte confesión, Britney Spears también despotricó contra su hermano Bryan y lo tildó de “ser el perro guardián” de su padre y secuaz en su sufrimiento.

“Ninguno de ustedes quería que terminara [la tutela], porque a todos les gustaba decirme lo que tenía que hacer y tratarme como un perro. ¡Te has retratado tú solo, Bryan! Nunca fuiste invitado a mi boda. ¿De veras crees que querría a mi hermano ahí, el mismo que me prohibió tomarme un whisky con Coca-Cola durante cuatro años?”, reseñó 20minutos.

Tags

Lo Último


Te recomendamos