Entretenimiento

¿Cómo era trabajar con Thalía en las telenovelas? Arturo Peniche y otros actores revelan la verdad

El actor contó que no disfrutó besar a la cantante en el set de ‘María Mercedes’.

Thalía protagonizó la llamada "trilogía de las Marías" en la década de los 90

Aunque hace más de dos décadas desde que Thalía se retiró de las telenovelas, la cantante dejó una huella imborrable en el mundo de los melodramas gracias a sus actuaciones protagónicas en algunas de las producciones más exitosas de la historia de la televisión latina.

La estrella hizo su debut como actriz en los 80, pero el mayor éxito de su carrera actoral lo tuvo en la década de los noventa cuando encabezó la “trilogía de las Marías”, un trío de novelas superexitosas en donde el personaje principal, encarnado por ella, se llamaba María.

Tras finalizar el rodaje de Rosalinda en el año 1999, Thalía se dedicó por completo a su faceta musical y no ha vuelto actuar. No obstante, los rumores sobre cómo es realmente la talentosa y querida estrella mexicana en los foros de grabación siguen circulando hasta el presente.

Así era Thalía cuando trabajaba en las telenovelas

Afortunadamente para los curiosos, muchos excompañeros de la cantante de Piel morena en los teledramas han compartido sus anécdotas y experiencias mientras actuaban a su lado en los proyectos de Televisa. De esta manera, han destapado cómo es trabajar con la artista.

A continuación, te contamos algunas de las revelaciones que han hecho sus colegas sobre ella cuando era la “reina de las telenovelas”:

¿Le olía mal la boca?

Durante el año 1992, el actor Arturo Peniche protagonizó junto a Thalía la telenovela María Mercedes, la primera producción perteneciente a la “trilogía de las Marías”.

En la pantalla, los actores derrochaban química en sus escenas románticas, pero detrás de cámaras al histrión no le gustaba para nada besar a su coprotagonista.

Según contó en una entrevista a Telemundo, la razón por la que no disfrutaba las escenas de besos era porque a la artista le gustaba comer mariscos durante el rodaje cerca de Televisa.

Por lo tanto, a Thalía le “olía la boca” lo cual le resultaba muy desagradable. Ante la situación, el histrión decidió vengarse. Con este fin, pidió al equipo de utilería una cebolla.

Antes de grabar su siguiente beso, Peniche le dio una mordida a la cebolla para aturdir a Thalía con su aliento. Se desconoce cómo reaccionó ella, pero seguramente fue muy cómico.

Se le cumplían los caprichos

El actor Alberto Mayagoitia, quien trabajó junto a Thalía en la novela Luz y sombra en 1989, aseveró en una entrevista al programa Hoy que la producción siempre le cumplía todos los deseos a la intérprete mientras filmaban.

Entre estos caprichos que le concedían, estaba el esperarla pacientemente todo el tiempo que se tardara mientras ella iba a almorzar a un restaurante su plato favorito.

Recuerdo que los cortes a comer eran muy largos, porque ella es aficionada al sushi. Entonces, no había sushi en la cafetería de Televisa y, a veces, no alcanzábamos a ir y venir a comer sushi durante la hora de la comida…”, reveló Mayagoitia, quien la acompañaba.

Una estrella entregada

Eduardo Capetillo, quien protagonizó Marimar junto a Thalía en 1994, sostuvo un reencuentro con la cantante en YouTube el año pasado para recordar su trabajo en la novela.

Durante el encuentro, el galán elogió a su coprotagonista por su compromiso y entrega como actriz. “Me quedé con la boca cerrada cuanto te vi en esa escena, que es icónica, en la que tienes que recuperar del lodo las perlas de un collar”, recordó.

“Yo estuve ahí; nadie me lo contó. No chistaste, lo hiciste al pie de la letra y lo repetiste todas las veces que fue necesario”, añadió.

Ante esto, la madre de dos rememoró: “Estábamos apasionados. Habían preparado el lodo. La productora dijo: ‘Pongámosle chocolate’ e hicieron el chocolate, pero yo lo veía anaranjado”.

“Efectivamente, cuando grabo la primera escena y saco la cadena, se veía naranja. Entonces, me fui a un rinconcito y le dije a la productora que lo hiciéramos bien”, detalló.

“Era una escena contundente que iba a repetirse como venganza en el final. Se tenía que hacer de verdad. ¡Después de grabar, me tuve que ir directo al mar!”, concluyó.

La anécdota de Mateo Aguilar

Aunque no trabajó con ella en ninguna telenovela, Mateo Aguilar también tiene una anécdota de su trabajo con la cantante mexicana que deja ver cómo es con sus compañeros.

A través de un video publicado en su canal de YouTube, el tecladista en la gira internacional de la artista en 1993 recordó que una vez organizó una fiesta para sus colaboradores en el restaurante El Arroyo.

También dijo que Thalía solicitó a su entonces novio, Emilio Azcárraga Jean, invitar a todos al palco de su progenitor en el Estadio Azteca para disfrutar el juego de México y Costa Rica.

Asimismo, según recogió Univisión, aseveró que luego llegaron camionetas de lujo para trasladar los invitados de la protagonista de telenovelas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos