Estilo de Vida

Hombre llama “inmigrante perdedora” a empleada de cafetería; policías lo arrestan por ataque racista

Tras hacerse viral en TikTok, la policía de Connecticut arrestó al agresor, quien además perdió su trabajo a raíz del incidente

Por lanzar insultos racistas a empleados de una cafetería, un hombre identificado como James Iannazzo fue despedido de su trabajo y arrestado por la policía de Fairfield, Connecticut, por los cargos de intimidación por intolerancia, quebrantamiento de la paz y entrada ilegal.

A través de TikTok se viralizó el momento en el que una empleada de la cadena Robeks transmitió en su cuenta, hoy dada de baja, cómo Iannazo irrumpió con violencia en el local para amedrentar a los trabajadores.

Según el video, el implicado exigió a los empleados que le informaran quien preparó la bebida que compró el pasado 22 de enero y que aparentemente provocó que hospitalizaran a su hijo por una reacción alérgica.

Al responderle que no sabían quién preparó el batido porque había cuatro personas trabajando en ese momento, James Iannazzo perdió el control, lanzó el vaso con la bebida y comenzó a insultar a los empleados. En consecuencia, una de las baristas salió al mostrador y enfrentó al agresor.

“Estúpidos niños de preparatoria” y “maldita inmigrante perdedora” fueron algunos de los insultos que el sujeto lanzó a la empleada segundos antes de que otra trabajadora solicitara el apoyo de la policía local.

Merrill Lynch despide a James Iannazo tras arresto

De acuerdo con información de The New York Times, Iannazzo se marchó del lugar cuando la policía llegó. Sin embargo, el hombre se entregó a las autoridades ese mismo día.

Asimismo, la empresa donde laboraba el implicado, Merrill Lynch, le informó a dicho medio que James Iannazzo ya no se encuentra en funciones allí a raíz del incidente. La compañía señaló que no toleran discriminación por parte de sus colaboradores, por lo que decidieron tomar las acciones pertinentes.

Por su parte, el abogado de Iannazzo, Frank J. Riccio, manifestó en un tuit, hoy borrado, que su cliente lamenta las agresiones, ya que se comportó así como consecuencia del miedo y el enojo de tener a su hijo en el hospital. Además, según puntualizó la defensa, el implicado no es racista.

No obstante, internautas de redes sociales se mostraron indignados por la reacción del hombre, pues notaron el miedo que sintieron los empleados ante las amenazas. “Pobres chicos, me sentí asustada por ellos”, comentó la usuaria @drjolenebrighten.

Lo más visto en Publimetro TV:

Tags

Lo Último


Te recomendamos