Estilo de Vida

Este es el olor más agradable para todos... según la ciencia

¿Cuál podrá ser?

Existe un viejo dicho que dice “en gustos no hay nada escrito”, ya que hay varias materias de la vida en donde las opiniones pueden ser bastante subjetivas.

Una de esas cosas son los olores. Puede que a alguien no le guste el olor de un determinado perfume, pero si habrá muchas personas que les encante.

Sin embargo, un estudio asegura que las personas comparten sus preferencias olfativas independientes de su origen cultural, e incluso, logró identificar el olor “más agradable del mundo”.

Según rescata Deutsche Welle (DW), la investigación -publicada en la revista Current Biology- tuvo como objetivo comprobar si las personas de diversas partes del mundo tenían la misma percepción olfativa y si les gustaban los mismos tipos de olor, o bien, si se trataba de algo aprendido culturalmente.

“Tradicionalmente, se ha visto como algo cultural, pero podemos demostrar que la cultura tiene muy poco que ver con ello”, señaló Artin Arshamian, investigador del departamento de Neurociencia Clínica del Instituto Karolinska.

En esa línea, el científico añade que las culturas del mundo clasifican los distintos olores de manera similar, sin importar su procedencia, pero que las preferencias de las personas por los olores tienen un componente personal, no cultural, la cual, puede deberse al aprendizaje, o bien, producto de nuestra composición genética.

Para realizar el estudio, los científicos eligieron 9 culturas diversas no occidentales que representaban diferentes estilos de vida: 4 grupos de cazadores-recolectores y 5 grupos con diferentes formas de implementar la agricultura y la pesca.

En total, participaron 225 individuos de diversos países de América Latina y del Sudeste Asiático, donde se les pidió que clasificaran los olores en una escala de agradable a desagradable.

Los resultados mostraron variaciones entre cada grupo, sin embargo, había un aroma que para todos estaba clasificado dentro del grupo de los más agradables: la vainilla, seguido del butirato de etilo, que huele a melocotón.

En tanto, el olor menos agradable para la mayoría de los participantes fue el del ácido isovalérico, el cual se encuentra en muchos alimentos, como el queso, la leche de soja y el jugo de manzana, e incluso, en el sudor de los pies.

Tags

Lo Último


Te recomendamos