Estilo de Vida

La historia de una mujer que se enteró que es adoptada y ahora busca a su familia biológica

42 años después la protagonista de la historia enfrenta una ardua búsqueda en Argentina

Gabriela Lucero Molina

Parece proveniente de un guion ficticio de esas de Hollywood que atrapan al espectador, sin embargo, la verdadera historia tiene en vilo a una mujer en Argentina para poder saber sus verdaderas raíces biológicas y el por qué se dieron las cosas de esa manera.

La particular historia de Gabriela Lucero Molina comenzó aproximadamente hace cinco años luego del lamentable fallecimiento de su padre. Ante la pérdida humana, se inició el proceso normal y trámites de herencia; y fue allí que sucedió una llamada inesperada y anónima que indicó que ella no era hija biológica de sus padres.

Al momento del llamado telefónico la protagonista de la historia pensó que se trataba de una broma pesada, pero ante la duda generada se lo consultó a su hermana mayor y para sorpresa de todos, ésta le confirmó que los dichos en la llamada estaban en lo cierto.

Gabriela Lucero Molina

Lo que menos imaginó Lucero Molina fue que el dolor post muerte de su papá no sería tal pérdida y fuera la incertidumbre en no saber quiénes en realidad eran sus padres biológicos.

En una reciente entrevista en el medio televisivo TN, explicó como ha sido todo desde el conocimiento de la noticia y la intensa búsqueda que mantiene para saber luego de 42 años de dónde proviene en realidad. “Al principio no sabía si creer o no porque no tengo muchos datos concretos. Es difícil encarnar la búsqueda, pero no imposible. No sospechaba nada, fue un baldazo de agua fría para mí. Durante 42 años viví una vida y de repente se me presentó una realidad que todavía me resulta increíble”.

Gabriela Lucero Molina

Opinión sobre sus padres legales

Gabriela es muy clara cuando se refiera a sus padres legales. De manera categórica agradece la manera en que se hicieron cargo de ella e indica que a pesar de la búsqueda ellos siempre serán sus verdaderos padres, no obstante, también asegura que hubiese preferido que el tema haya sido tratado de otra manera y no enterarse de la manera en que sucedió.

“Yo no juzgo a nadie porque no sé en qué condiciones me dieron, ni tampoco juzgo a mis papás adoptivos. Ellos fueron los mejores padres que me pudieron tocar y, más allá de lo material, me dieron su amor incondicional. Con mis hermanos nos llevamos bastante diferencia de edad, entonces ellos sabían que yo era adoptada y mis primos también. Fue todo un secreto y eso me molestó, sabían todos menos yo”.

Búsqueda

Luego de asimilar la impactante noticia sus hermanos aceptaron que ella quiera saber sobre sus padres biológicos, dejándole en claro desde el instante que desconocían información de cómo se dieron las cosas. Gabriela Lucero Molina indicó tener un hijo de 24 años y desde que supo la noticia el pasado año 2017 siempre ha sido una de las personas que tomó de buena manera la información y gran aliado emocional en la dificilísima búsqueda.

¿Qué se sabe?

En realidad, se sabe poco. Lo primero que hizo la mujer fue contactarse con la guardería que la tuvo a cargo cuando era una bebé, lugar que le dio pocos detalles de su proveniencia. Aunque fue poca, la notica fue mucho más que sorpresiva: Gabriela tiene un hermano gemelo.

La niñera indicó que el nacimiento no se generó en la ciudad de San Luis (lugar de los hechos) y que lo más probable es que fue en la Provincia de Córdoba o en la localidad de La Plata, Provincia de Buenos Aires. El gran problema para determinar el lugar exacto es que la persona con quién se entrevisto es adulto mayor y al pasar tanto tiempo, no puede recordar con exactitud los hechos reales.

“Sí me comentó que soy muy parecida físicamente a mi mamá biológica. Ella la vio, la conoce, pero lamentablemente no sabía su nombre ni por qué nos dio. Con mi gemelo fuimos sietemesinos y nos dejaron en el Sanatorio Ramos Mejía y cada uno tenía una familia asignada. Aunque nacimos el 17 de diciembre de 1974, la partida de nacimiento dice 24 de diciembre, día en el que fue adoptada”, sostuvo y contó que cuando visitó el hospital para pedir los papeles, le dijeron que todo se había quemado hace años.

Gabriela Lucero Molina
Tags

Lo Último


Te recomendamos