Noticias

¡ALERTA! El vuelo espacial de la NASA para desviar asteroide de la Tierra con una nave espacial

El blanco es un asteroide llamado Dimorphos que está a más de 9.6 millones de kilometros de distancia y mide aproximadamente 160 metros de ancho

La agencia Espacial de la NASA lanzará este miércoles 24 de noviembre la primera misión que buscará desviar un asteroide de su curso con el impacto directo de una nave y así evitar una catástrofe en la Tierra.

Se trata de la misión DART (Double Asteroid Redirection Test o prueba de redirrección de asteroide doble), por sus siglas en ingles, despegará desde la Base de la Fuerza Espacial Vandenberg en California poco después de la medianoche del miércoles 24 de noviembre hora de México. Es la aplicación práctica de una teoría: la del impacto cinético y de cómo la nave espacial puede desviar un asteroide y posiblemente salvar a la humanidad de una catástrofe.

La nave viajará a más de 24 mil kilómetros por hora.

Luego de eso, los científicos observarán si ocurre alguna posible alteración en la trayectoria del asteroide.

Lindley Johnson, oficial de defensa planetaria de la NASA, dijo a una radio estadounidense que este es el momento adecuado “para desviar un asteroide lo más lejos posible de la Tierra”. “La estrategia es encontrar estos objetos no solo años sino décadas antes de que sean un peligro de impacto para la Tierra”, agregó.

“DART está demostrando la desviación de asteroides. No es en absoluto una disrupción de asteroides, que es lo que ocurre muchas veces en las películas”, dice Nancy Chabot, una científica planetaria que se desempeña como líder de coordinación de DART.

¿Cuál es el asteroide que la NASA intentará desviar?

El asteroide objetivo está a millones de kilómetros de ser una una amenaza. Pero, después del lanzamiento, la nave espacial DART pasará unos 10 meses viajando hacia un asteroide llamado Didymos, que tiene unos 760 metros de ancho.

El asteroide Didymos está orbitado por uno más pequeño llamado Dimorphos, que mide aproximadamente 160 metros de ancho. El objetivo de la nave DART es el pequeño Dimorphos.

Las imágenes enviadas por la nave espacial condenada en los últimos segundos antes del accidente darán a los científicos su primer vistazo a Dimorphos. Nadie sabe qué forma tiene este asteroide o si su superficie es lisa o rugosa.

“La colisión cambiará la velocidad del satélite en su órbita una fracción de un uno por ciento, lo que servirá para cambiará su periodo orbital en varios minutos, lo suficiente como para ser observado y medido con telescopios en la Tierra”.

Participación europea

Dos años después partirá la misión HERA. A cargo de la Agencia Espacial Europea (ESA), su objetivo será rodear a Dimorphos, mapeando su superficie, midiendo su masa y determinando el efecto de DART en su órbita. Además, dos CubeSats del tamaño de un maletín aterrizarán sobre el asteroide para recopilar datos sobre la composición y el origen de la roca. Pero, antes la NASA deberá llegar a su objetivo.

“DART es el resultado de años de trabajo de un equipo dedicado y socios que han superado desafíos únicos para lograr lo primero en el desarrollo de tecnología y defensa planetaria”, afirma la ingeniera mecánica de DART Betsy Congdon. Por su parte, Elena Adams, ingeniera de sistemas del proyecto, recalca: “La misión tendrá que demostrar que nuestro planeta está listo para esperar lo inesperado”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos