Noticias

Aluvión en Quito: La tarde y noche de tragedia, muertes y destrucción

Moradores ayudaron a los heridos y atrapados; la mayoría de las víctimas estaban en una cancha en el sector de La Comuna, donde había un partido de voley. Tragedia es lo que se vive en la capital.

La mayor tragedia en Quito se vivió en los barrios altos de la zona de La Gasca, La Comuna y Pambachupa, en las laderas del Pichincha donde un aluvión se llevó todo lo que encontró a su paso. La angustia y la desesperación sigue latente en la capital después de varias horas de terror y que durará por varios días más.

Hasta el momento, se reportan 22 personas fallecidas en la tarde y noche del 31 de enero, otras cinco personas están desaparecidas en los sectores de la Comuna y La Gasca, según informan fuentes oficiales. Sin embargo, ayer cuando nos encontrábamos en el lugar de los hechos, los vecinos nos hablaban de más de 30 víctimas. Miradas perdidas, llanto y de shock se veían en los moradores del sector que todavía no comprendían lo sucedido.

Ayer llovió todo el día en Quito, era un día muy frío y nublado; cuando ya empezaba a oscurecer, una fuerte correntada tomó por sorpresa a vecinos, transeúntes y conductores. El aluvión los arrastró por toda la avenida La Gasca. Así como también a animales, árboles, postes de luz. Nadie que estuvo en el lugar pudo impedir no ser arrastrado por el aluvión que se llevó todo lo que vio a su paso. Una cámara ubicada en la intersección de La Gasca y Francisco Viteri, a tres cuadras del Supermaxi y a cinco de la avenida América y el Seminario Mayor, registró el violento fenómeno a las 18:39.

Una toma satelital muestra el lugar de la quebrada El Tejado, ubicada bajo los picos de la montaña donde se ubica el Teleférico, y justo más arriba de la cancha de la Comuna, donde murió la mayor cantidad de personas. En ese sector, todos los días decenas de personas se reunían a jugar voley. Ayer, esa cancha lucía completamente cubierta con una especie de plancha de cemento que al acercarse se comprobó que se trataba de una espesa capa de lodo.

“Siempre se juega voley en este lugar, ayer estaba llena la tribuna como siempre pasa aquí, estamos consternados” dijo uno de los moradores de la Comuna. “Hay muchas víctimas conocidas, vecinos que siempre bajaban a la cancha a ver los partidos, eran amigos”, agregó acongojado y entre lágrimas. Desde temprano ya hubo mucho llanto en el sitio, especialmente de las personas que conocían a las víctimas que fueron llevadas a la morgue de la Policía.

El alcalde Santiago Guarderas indicó que por la cantidad de lluvia en la montaña, hizo que una estructura de captación y un embalse que se encuentra en la quebrada colapse totalmente y se desborde hasta las zonas pobladas, impactando sobre todo a quienes estaban en la cancha. De los primeros 11 cadáveres, solo cuatro han sido identificados dijo anoche el Burgomaestre.

Los estragos sobrepasaron la avenida América, por el Mercado de Santa Clara, en la calle Versalles. También avanzó por la avenida Colón hasta la intersección de la avenida 6 de diciembre.

Los ciudadanos que intentaban movilizarse al sur de la ciudad quedaron totalmente atrapados en el tráfico. El trolebús, de repente anunció a sus pasajeros que solo podía avanzar hasta la parada Cuero y Caicedo. El tramo de la avenida 10 de agosto y avenida Colón, estaba colapsado y personal de la AMT comenzó a desviar a las personas y conductores al sentido oriente de la avenida debido a que el agua seguía bajando y comenzó a inundar el sector del Seminario Mayor.

Dos señoras se acercaron a preguntarme por dónde deben caminar para dirigirse al sur de la ciudad. Ellas vivían en el sector de Quitumbe y estaban preocupadas porque ya eran las 20:00 y seguían atrapadas en la avenida Colón y América. “Debemos bajar hasta la 6 de diciembre y después caminar hasta la avenida Patria”, les dije porque esa era la información que me proporcionó un agente de tránsito.

Había desconcierto en las personas, una de ellas me dijo que ya había dado dos vueltas a la rotonda y que no podía llegar a su casa que estaba ubicada por la Universidad Central; las horas seguían pasando.

Al final de la noche, la avenida Colón quedó totalmente inundada en el sentido occidente y oriente, en los cuatro carriles. Desolación entre los vecinos del sector que no podían salir de sus casas pues el agua sobrepasaba sobre las rodillas. Fueron horas de angustia para los quiteños que trataban de llegar a sus casas.

Hoy solo hay indignación y gritos de justicia para que esta tragedia no vuelva a suceder. Los daños materiales son millonarios. Efectivos del Ejército, Bomberos, Policía, Cruz Roja y otros cuerpos de socorro están en el lugar del desastre.

Alcalde Guarderas dijo que aluvión se produjo por las fuertes lluvias

El alcalde Guarderas dio declaraciones pasadas las 23:10 de la noche atribuyó a una precipitación en la ciudad de 75 litros por metro cuadrado, algo que no se había dado desde el 2003, dijo. Según Guarderas, se esperaba solamente una precipitación de dos litros por medio cuadrado para este 31 de enero. Esto provocó una sobresaturación de las laderas y se provocó el aluvión.

Tags

Lo Último


Te recomendamos