Noticias

Denuncian que un grupo de niños fueron detenidos por el régimen de Putin

Desde el pasado jueves 24 de febrero se han acumulado más de 7000 detenidos.

El activista Ilya Yashin denunció que varios niños fueron arrestados por protestar en la calle en contra de la invasión a Ucrania. Los infantes en cuestión portaban carteles y flores en la calle donde se ubica la embajada ucraniana en Moscú.

Las imágenes difundidas por el activista permiten conocer como los niños están afligidos en la comisaría del distrito de Presnenskoye. Yashin sentenció que esta es la Rusia de Putin.

Respecto a este escenario, autoridades no han emitido declaraciones sobre las razones para llevar a cabo este tipo de actos, sobretodo, contra infantes.

Más arrestos

Solo el martes se registraron un total de 324 personas fueron detenidas en múltiples ciudades rusas. San Petesburgo sería la localidad donde más arrestados existen. En total, desde el pasado jueves 24 de febrero se han acumulado más de 7000 detenidos.

La portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Liz Throssell, pidió el martes a las autoridades de Rusia la liberación de todos los detenidos de forma arbitraria y que respeten los derechos de libertad de expresión y de reunión.

Por su parte, autoridades rusas han recalcado que la Policía detendrá a todos los participantes en acciones no autorizadas si se llevan a cabo en acciones se agresividad o provocativas.

El Ministerio de Defensa de Rusia alertó que no reconocerá como prisioneros de guerra a los mercenarios extranjeros que luchen en Ucrania contra el Ejercito ruso, que lleva a cabo la llamada “operación militar especial” ordenada por el presidente ruso, Vladímir Putin, contra el país vecino.

“Quiero subrayar de modo oficial: todos los mercenarios enviados por Occidente a ayudar al régimen nacionalista de Kiev, no son combatientes según las leyes humanitarias internacionales. No tienen derecho al estatus de prisionero de guerra”, advirtió el portavoz de la entidad castrense, Ígor Konashénkov.

Según el militar, “lo menos malo que espera a los mercenarios extranjeros de ser detenidos, es una causa penal”.

“Llamamos a los ciudadanos extranjeros que tienen previsto viajar para combatir a favor del régimen nacionalista de Kiev, pensárselo siete veces antes del viaje”, añadió.

Tags

Lo Último


Te recomendamos