Noticias

El líder golpista describe como "una oportunidad histórica" el proceso de diálogo mediado internacionalmente

Aboga por completar "cuanto antes" la fase de transición" y celebrar "elecciones libres"

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

El jefe del Ejército y presidente del Consejo Soberano de Transición de Sudán, Abdelfatá al Burhan, ha descrito como "una oportunidad histórica" el proceso de diálogo mediado por un mecanismo trilateral internacional, que arrancará este miércoles para intentar hallar soluciones a la crisis desatada por el golpe de Estado de octubre de 2021.

Al Burhan ha subrayado que estos contactos podrían permitir "completar la fase de transición", en línea con "las aspiraciones del pueblo sudanés", al tiempo que ha pedido a los participantes que "tomen la iniciativa" para "no bloquear" los posibles avances, según ha informado la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA.

Así, ha mostrado su disposición a trabajar "con todos los componentes del pueblo sudanés" para "lograr materializar sus sueños y aspiraciones y construir un Estado democrático, de libertad, paz y justicia", al tiempo que ha lamentado la "falta de consenso" entre los partidos políticos sudaneses.

Sin embargo, Al Burhan ha hecho hincapié en que "la mayoría de las fuerzas nacionales han respondido al llamamiento de diálogo" y ha reiterado que las autoridades militares "se han comprometido desde abril de 2019 --fecha del golpe de Estado que derrocó a Omar Hasán al Bashir-- a trabajar con todos los componentes del pueblo sudanés".

El líder de la asonada de octubre de 2021 ha manifestado además que su objetivo es que la etapa de transición "termine lo antes posible" con la celebración de unas "elecciones libres y transparentes" en las que "el pueblo sudanés elija quién les gobierna".

Por último, ha señalado que el Ejército "renueva su compromiso" para "aplicar" las conclusiones del proceso de diálogo y ha añadido que aboga por "distanciar a la institución militar del campo de batalla político en cuanto los requisitos se hayan cumplido". Entre estos requisitos ha destacado la necesidad de un "consenso nacional" facilitado por este mecanismo tripartido.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, reclamó el lunes a las partes que participen "de buena fe" en el proceso de diálogo, al tiempo que solicitó "que sigan trabajando para generar un ambiente adecuado para un diálogo constructivo en interés del pueblo sudanés".

Por contra, la coalición de organizaciones civiles Fuerzas para la Libertad y el Cambio (FFC) anunció el domingo que no participará en el proceso de diálogo tras denunciar que "la invitación al encuentro fue también enviada al componente militar y otras fuerzas aliadas del antiguo régimen (de Al Bashir), que ahora apoyan a los líderes golpistas".

El mecanismo trilateral --integrado por la Misión Integrada de Asistencia para la Transición de Naciones Unidas en Sudán (UNITAMS), la Unión Africana (UA) y la Autoridad Intergubernamental sobre el Desarrollo (IGAD)-- afirmó la semana pasada que espera el proceso sirva para "restaurar el mandato constitucional y satisfacer las aspiraciones del pueblo sudanés a una transición democrática y la construcción de un nuevo Sudán", días después de que Al Burhan anunciara el fin del estado de emergencia decretado tras el golpe.

El golpe de Estado derivó en la destitución del primer ministro civil, Abdalá Hamdok, si bien las presiones internacionales derivaron un acuerdo para restituirle en el cargo en noviembre, lo que provocó que perdiera apoyo entre las fuerzas opositoras y revolucionarias. Sin embargo, Hamdok presentó su dimisión en enero en protesta contra la represión de las movilizaciones y después de que las autoridades militares expulsaran del Ejecutivo a diversas agrupaciones civiles argumentando que actuaban contra los intereses del Estado.

Las autoridades de transición fueron instauradas tras un acuerdo entre la junta militar anterior, surgida tras el golpe de Estado de 2019 contra Al Bashir, y diversas organizaciones civiles y formaciones políticas opositoras. Este Gobierno había iniciado una batería de reformas sociales y económicas y ha alcanzado un acuerdo de paz con importantes grupos rebeldes de Darfur y otras zonas del país.

Tags

Lo Último


Te recomendamos