Noticias

Ciencia.-ADN antiguo desentierra una "explosión" cultural en el Pacífico

El análisis de ADN de restos humanos antiguos ha arrojado nueva luz sobre una "explosión" de culturas y genéticas entremezcladas en una región insular al norte de Australia conocida como Wallacea.

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Su huella todavía es detectable en los indonesios orientales en la actualidad.

El estudio, realizado por investigadores de la Universidad Nacional de Australia (ANU) y los Institutos Max Planck en Alemania, es el primero en utilizar este tipo de análisis de ADN antiguo para aclarar, desde una perspectiva genética antigua, la importante migración marítima de personas de habla austronesia desde Taiwán, el sur de China y Filipinas hacia Wallacea. Esta importante migración ocurrió hace entre 3.000 y 3.500 años.

Los hallazgos revelan que estos antiguos pueblos migratorios se mezclaron con poblaciones indígenas locales de Wallacea y Papua, dando lugar a una huella genética que se cree que dejó una marca en muchas de las islas de la región de Asia y el Pacífico.

La coautora del estudio, la profesora Sue O'Connor, dijo que los pueblos de habla austronesia introdujeron animales domésticos, cultivos y cerámica en las islas Wallacean junto con otras prácticas culturales y sociales que desde entonces se han transformado y evolucionado durante miles de años.

"Esta investigación muestra por primera vez el tremendo crisol genético que son las islas al norte de Australia", dijo. "También nos da una visión única de la cantidad de movilidad humana que tuvo lugar en esta vasta región marítima que no obtendríamos solo con la arqueología; la migración de los austronesios a través del Pacífico es una de las mayores migraciones en la historia de la humanidad".

Según los autores del estudio, muchos de los pueblos austronesios que echaron raíces en las islas de Wallacea también viajaron por todo el Pacífico, e incluso pueden haber viajado hasta América del Sur, aunque no hay evidencia que sugiera que se establecieron allí de forma permanente, o si se establecieron en Australia.

"Nuestro artículo demuestra que este entrelazamiento de la genética y las culturas en la región de Wallacea ocurrió al menos un milenio antes de lo que se pensaba anteriormente, y también que esto fue continuo durante los períodos Neolítico y de la Edad de los Metales de los últimos 3000 años", dijo en un comunicado el Dr. Stuart Hawkins, quien también participó en el estudio.

"También sabemos que la llegada de los pueblos de habla austronesia coincidió con un período que vio grandes transformaciones en la sociedad no muy diferentes a cómo se está transformando la sociedad en Australia hoy.

"La presencia de cerámica elaborada, producción de alimentos, representaciones de arte rupestre, una ideología orientada al sol y veleros avanzados después de 3000 años es bastante dramática para esta época".

Anteriormente se creía que los pueblos austronesios eran los inmigrantes predominantes que se establecieron en Wallacea durante este período. Sin embargo, la evidencia de ADN identificada en este estudio sugiere que los inmigrantes del sudeste asiático continental probablemente llegaron a las islas del sur de Wallacea antes que los austronesios.

"Ese componente del sudeste asiático continental es un gran misterio para mí. Sospecho que podríamos estar viendo pequeños grupos, quizás de los primeros agricultores, que viajaron un largo camino, sin dejar rastros arqueológicos o lingüísticos en el camino, pero que aumentaron su población. tamaños después de la llegada", dijo el profesor emérito Peter Bellwood, que ha realizado trabajos arqueológicos en la isla del sudeste asiático durante décadas.

El profesor O'Connor dijo: "Si bien esto es una sorpresa en algunos aspectos, durante mucho tiempo ha habido indicios en la evidencia arqueológica de que hubo un movimiento temprano de personas del sudeste asiático continental, como hallazgos de fragmentos de cerámica en sitios arqueológicos que no encaja bastante con lo que sabemos de la cerámica austronesia temprana".

Los investigadores extrajeron y analizaron el ADN de 16 individuos antiguos diferentes de varias islas en la región de Wallacea, incluida la isla Pantar en Indonesia.

Algunos de los restos humanos excavados, como los recogidos en el norte de las islas Molucas por el profesor emérito Bellwood, fueron desenterrados en la década de 1990. Sin embargo, no fue hasta hace poco que se pudo extraer correctamente el ADN de los restos gracias a los importantes avances científicos en las técnicas de examen de ADN.

Tags

Lo Último


Te recomendamos