Noticias

Exministro argentino se desliga de acusaciones contra CFK

BUENOS AIRES (AP) — El exministro argentino de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, negó el viernes ante la justicia estar al tanto de delitos relacionados con la licitación para la construcción de un gasoducto y apuntó que sus dichos acerca de que funcionarios vinculados con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner habrían cometido irregularidades no fueron más que “discusiones políticas”.

En su declaración como testigo ante el juez federal Daniel Rafecas, Kulfas dijo que sus expresiones fueron “discrepancias y discusiones políticas y de políticas públicas”, ante lo que consideró un ataque injustificado hacia su ministerio de parte de Fernández de Kirchner. La vicepresidenta, quien hoy acompaña en el poder a Alberto Fernández, gobernó Argentina entre 2007 y 2015.

“En ningún momento quise señalar o hacer mención a actos de corrupción“, declaró el exministro, quien sostuvo que, de haber tenido “algún elemento” que indicara que aquellos existieron, los hubiera denunciado en la justicia. La declaración completa del exfuncionario, realizada bajo juramento, fue recogida por medios de prensa.

La renuncia de Kulfas, uno de los ministros de mayor confianza del presidente, se concretó el lunes luego de haber realizado dos días antes controvertidas declaraciones sobre la construcción del gasoducto Presidente Néstor Kirchner en las cuales objetó la licitación de esa obra considerada vital para el autoabastecimiento energético.

Tras ello, y a raíz del pedido de dirigentes de la oposición, el juez lo llamó a declarar como testigo en una causa que busca determinar si se cometió algún delito vinculado a ese proyecto, cuya concreción está demorada.

En una charla informal que tuvo con periodistas, Kulfas detalló que la licitación habría favorecido al grupo ítalo-argentino Techint.

Al tomar estado público y tras un tuit de Fernández de Kirchner, el presidente despidió a Kulfas para evitar una ruptura definitiva con su vicepresidenta en el marco de la áspera interna que ambos mantienen desde hace meses.

Kulfas abandonó la administración con una carta dirigida al mandatario en la cual ratificó lo que antes había expresado de manera privada: “Si algo cabe reprocharse respecto al contenido nacional de los insumos del gasoducto, eso debe atribuirse pura y exclusivamente a las características de la licitación realizada por la empresa IEASA, cuyos miembros, al igual que el equipo de la Secretaría de Energía, responden políticamente a la Sra. Vicepresidenta”.

Según el exministro, los requisitos para la licitación de las cañerías del gasoducto se habrían fijado a la medida de Techint, que las importará de Brasil en perjuicio de fabricantes locales.

Tags

Lo Último


Te recomendamos