Noticias

La primera ola de calor de 2022 será larga, al menos durará cinco días y los termómetros pasarán de 40ºC

Es la tercera más temprana de la historia en aparecer, precedida de la de 11 de junio de 1981 y la del 13 de junio de 2017

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

La primera ola de calor de 2022 será larga, ya que durará "al menos" hasta el miércoles y los termómetros pasarán de 40 grados centígrados (ºC) en puntos del centro y la mitad sur y se superarán los 35ºC en buena parte del interior, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que emitirá este viernes un aviso especial.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha destacado que los primeros coletazos de la ola de calor, "muy intenso y que durará al menos hasta el miércoles" en la Península y Baleares, llegaron este jueves, cuando casi llegaron a 40ºC en Montoro (Córdoba) o en Morón de la Frontera (Sevilla) y 39ºC alcanzaron en las capitales de esas dos provincias.

"Este episodio cálido, con mucha probabilidad, se convertirá en la primera ola de calor climatológica que afectará a nuestro país en el verano de 2022 y que será una de las tres más tempranas en aparecer", ha destacado Del Campo, que recuerda que la ola de calor más temprana apareció el 11 de junio de 1981 y la segunda el 13 de junio de 2017.

Con incertidumbre, el portavoz no descarta que la ola de calor en la Península y Baleares pueda extenderse hasta el viernes de la próxima semana. Respecto a Canarias, prevé que se quede al margen de la ola de calor hasta el miércoles o jueves de la próxima semana, cuando llegará allí también el calor.

En general el tiempo estará estable, con cielos poco nubosos, aunque a lo largo del día se desarrollarán nubes de evolución que pueden derivar en chubascos y tormentas, sobre todo en el oeste de Castilla y León y en Extremadura el viernes y en la mitad norte de la Península el sábado y el domingo. Las tormentas pueden ser fuertes en el norte de Castilla y León y Pirineos.

Este viernes pasarán de 35ºC en el valle del Ebro en el oeste de Cataluña, en la zona centro ya que Madríd y buena parte del extremo sur y del oeste de Castilla y León también podrán alcanzar 35ºC, mientras que en Castilla-La Mancha, Extremadura, Andalucía occidental y valle del Guadalquivir llegarán a 40ºC.

Del Campo explica que el sábado y el domingo continuarán subiendo las temperaturas de forma generalizada y alcanzarán valores de entre 5 y 10 ºC por encima de lo normal, excepto en el Cantábrico y puntos del interior llegarán incluso a situarse entre 10 y 15ºC por encima de la media. Las nocturnas también se quedarán entre 5 y 10 ºC por encima de los valores normales para la época en buena parte del interior.

En definitiva, expone que los 35ºC de máxima se alcanzarán el fin de semana de forma "prácticamente generalizada" en la meseta norte y el nordeste peninsular mientras que en el centro y el sur llegarán a 40ºC o incluso más en los valles del Tajo, Guadaiana, Guadalquivir y puntos del valle del Ebro. "Incluso en ciudades como Badajoz, Córdoba, Sevilla podrán superar los 42ºC", destaca.

"Calor por lo tanto muy intenso de día, pero también de noche", comenta Del Campo, que subraya que habrá valores de madrugada por encima de los 20ºC en la costa mediterránea, cuenta central del Ebro, zona centro Extremadura y amplias zonas de Andalucía. Se trata de noches tropicales e incluso no descarta alguna noche tórrida --con más de 25ºC-- sobre todo en puntos de Extremadura.

El portavoz de la AEMET expone que esta situación está causada por la gran estabilidad atmosférica, a la que se sumará la inyección de aire del norte del continente africano. No obstante, durante el fin de semana, sobre todo el sábado, puede llegar algo de aire frío en niveles altos de la atmósfera que dará lugar a la formación de tormentas en la mitad norte peninsular y en puntos de Castilla y León podrán ser localmente fuertes.

Incluso en el Cantábrico habrá cielos nubosos con algunas lluvias débiles realmente más fresco, ya que las máximas no pasarán durante el fin de semana de 25ºC, mientras que en Baleares, con cielos más despejados, hará calor.

Además, se esperan intervalos de nubes bajas matinales en zonas costeras, que serán más abundantes en el norte de Galicia y Asturias, donde hay probabilidad de lluvias débiles y calima alta en el tercio sur peninsular y Melilla.

El portavoz destaca que lo más significativo en lo meteorológico será el ascenso térmico generalizado que dará comienzo a un episodio de ola de calor con valores de 38 a 40 ºC en la mitad sur y en el centro, sobre todo en los valles de los grandes ríos. Las mínimas tampoco bajarán de los 20ºC en gran parte del sur y área mediterránea.

En cuanto a los vientos, serán flojos de componente norte y este y serán más intensos en los litorales, con intervalos de levante fuerte en el Estrecho y del noreste en Galicia. En Canarias los cielos estarán nubosos en el norte de las islas y los vientos soplarán desde el norte.

LA PRÓXIMA SEMANA, SIGUE EL CALOR

La próxima semana se mantendrá el tiempo estable, con cielos poco nubosos, excepto en el norte de Galicia y en el área cantábrica el lunes y el martes, donde pueden tener intervalos nubosos. También la próxima semana se formarán nubes de evolución que dejarán chubascos y tormentas ocasionales en el entorno de áreas montañosas, que serán algo más probables en la cordillera Cantábrica, sistema Ibérico y Pirineos.

Las temperaturas seguirán subiendo hasta el martes o el miércoles cuando se podrán estabilizar y los vientos soplarán de componente norte y este con posibles intervalos de fuerte en el litoral de Galicia, Ampurdán y Estrecho. En Canarias la próxima semana tendrán probables intervalos de nubes en el norte de las islas y puede haber precipitaciones débiles a partir del jueves y tendrán vientos del nordeste toda la semana.

Del Campo espera que siga siendo extremadamente cálida en la Península y Baleares con temperaturas que subirán incluso más en el tercio norte y en el área mediterránea mientras que podrían bajar levemente en puntos del oeste. En todo caso, seguirán alcanzándose los 35ºC en la cuenca del Ebro, meseta norte y buena parte del centro y sur de la Península y Baleares.

De nuevo se superarán los 40ºC en los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir el lunes y el martes, sobre todo en el Guadiana, en el Guadalquivir, en puntos del sureste y en el valle del Ebro. De nuevo superarán los 42ºC en Badajoz, Sevilla, Córdoba y en Lérida, Logroño, Zaragoza, Madrid y zona centro rondarán los 40ºC. Por la noche seguirán las noches tropicales en amplias zonas y, por ejemplo, Madrid, Zaragoza o Barcelona no bajarán de 22 o 23ºC, mientras en Jaén la mínima no descenderán de los 25ºC.

Esos dos días, lunes y martes, las lluvias serán "prácticamente inexistentes" aunque el portavoz no descarta algún chaparrón tormentosos aislado por la tarde en zonas de montaña de la mitad norte.

Por último, apunta que la mayor parte de escenarios apuntan que la ola de calor seguirá al menos hasta el viernes.

Tags

Lo Último


Te recomendamos