Noticias

Israel.-El ministro de Justicia descarta respaldar la vuelta de Netanyahu al poder y dice que Israel "tiene que avanzar"

"No he tirado la toalla con este Gobierno", dice, antes de reclamar "disciplina" en el seno de la coalición

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El ministro de Justicia de Israel, Gideon Saar, ha descartado este lunes la posibilidad de respaldar un retorno al cargo del ex primer ministro Benjamin Netanyahu ante la crisis en la coalición de gobierno y ha defendido que "Israel tiene que avanzar, no retroceder".

Saar, que el domingo rechazó las especulaciones sobre posibles contactos con el Likud para volver a formar parte del partido --que abandonó tras una disputa con 'Bibi' para fundar Nueva Esperanza--, ha lamentado sin embargo que los integrantes de la coalición "no hayan mostrado un compromiso" para mantenerla unida.

"Los líderes de los partidos no han mostrado compromiso, a pesar de que estábamos muy cerca. Desaprovechamos una oportunidad para un proyecto de ley que era un pilar de este Gobierno", ha manifestado en declaraciones al diario 'The Times of Israel', en referencia al fracaso de la semana pasada en la Knesset para aprobar la renovación de la aplicación de la legislación penal israelí en Cisjordania.

"No he tirado la toalla con este Gobierno. En la vida política, uno tiene que hacer todo lo posible por la causa en la que cree, aunque no todo depende de uno", ha explicado. "Es posible mantener una coalición con 60 parlamentarios --la mitad de los 120 escaños que componen la Knesset--, pero sólo si son disciplinados. Por desgracia, esto no ha pasado durante las últimas semanas", ha lamentado.

En este sentido, Saar ha apuntado que ha mostrado "una paciencia excesiva para lograr una solución" e incluso "aplazó la votación durante cuatro semanas" para intentar que los partidos de la coalición pusieran fin a sus diferencias para poder sacar adelante el proyecto dado a que la derrota supondría un duro varapalo al Ejecutivo, liderado por el primer ministro, Naftali Bennett, y el ministro de Exteriores, Yair Lapid.

"La coalición de 60 parlamentarios tendrá que despertarse o iremos en la dirección equivocada. A fin de cuentas hay acciones que los líderes de los partidos han de adoptar. Me refiero a partidos en los que un parlamentario decidió no votar junto a la coalición, como Meretz y Azul y Blanco", ha explicado el ministro de Justicia.

"No es suficiente con decir que es importante que este Gobierno exista pero no acompañarlo con acciones", ha criticado, al tiempo que ha incidido en que "cuando hay una violación de la disciplina, el líder de un partido debe asumir la responsabilidad y resolverlo". "Es imposible seguir con una 'cooposición', una oposición dentro de la coalición", ha argüido.

Por otra parte, Saar ha advertido de que "la conclusión si no hay éxito" a la hora de aprobar una serie de proyectos de ley sobre unificación de los ciudadanos y becas a soldados es que no puede haber una alianza política con un partido árabe --en referencia a la Lista Árabe Conjunta, parte de la coalición--, debido a su continuado rechazo a este tipo de medidas.

"Nadie tiene problema a la hora de votar cosas con las que está de acuerdo. Una coalición debe también votar a favor sobre asuntos con los que no está de acuerdo. No es una causa perdida. Sé que Mansur Abbas está intentando poner orden en la Lista Árabe Conjunta", ha destacado, antes de indicar que Nueva Esperanza "ha votado contra sus deseos en muchas ocasiones":

Saar ha reconocido además que "parte del público que apoyaba habitualmente a partidos derechistas de la coalición --como Nueva Esperanza-- ya no lo hacen, según sondeos". "Es un hecho. Creo que nosotros tampoco hemos sido buenos a la hora de explicar nuestros logros ante el público, pero cuando crees en algo, sigues adelante con ello", ha argumentado.

"Creo que el actual gobierno es mejor que la alternativa. Nuestros socios en la izquierda podrían causar su caída, lo que sería una pena, pero puede pasar. Sin embargo, si pienso sobre el año pasado, adoptaría la misma decisión si tuviera la oportunidad", ha zanjado, en referencia al acuerdo de coalición ensamblado para sacar a Netanyahu del poder.

La coalición ha sufrido varios varapalos en los últimos meses, incluida la pérdida de su escueta mayoría de 61 de los 120 escaños del Parlamento israelí, lo que ha supuesto una prueba para su estabilidad. Asimismo, durante las últimas semanas han abandonado sus cargos varios asesores de Bennett.

El actual Gobierno asumió el poder en junio de 2021 tras doce años consecutivos de Netanyahu como primer ministro de Israel. La coalición, no obstante, está formada por ocho partidos que abarcan todo el espectro político después de un histórico acuerdo para evitar unas nuevas elecciones, después de que tuvieran que celebrarse cuatro comicios en dos años ante la incapacidad de formar mayorías.

Tags

Lo Último


Te recomendamos