Noticias

Ciencia.-Hubble realiza el mayor sondeo ultravioleta de galaxias distantes

Una nueva imagen tomada por el telescopio espacial Hubble de un campo de galaxias difiere de las vistas anteriores en que ahora incluye observaciones realizadas en luz ultravioleta.

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

"La luz ultravioleta proviene de las estrellas más masivas, que también son las estrellas más jóvenes y calientes, y brinda una visión única de la formación estelar en curso en galaxias cercanas y lejanas", dice en un comunicado Xin Wang, becario postdoctoral en IPAC de Caltech, que presentó los resultados en la 240ª reunión de la Sociedad Astronómica Americana (AAS).

Wang y sus colegas, dirigidos por Harry Teplitz, científico del IPAC, utilizaron el Telescopio Espacial Hubble para estudiar la luz ultravioleta proveniente de galaxias distantes en una colección de diferentes parches del cielo conocidos colectivamente como CANDELS, (Cosmic Assembly Near-infrared Deep Extragalactic Legacy Survey).

Examinaron una gran parte de los campos CANDELS, que cubren una cantidad de cielo equivalente a aproximadamente el 60 por ciento del tamaño de la luna llena. En total, el nuevo programa, llamado UVCANDELS, capturó unas 140.000 galaxias y representó unos 10 días del tiempo del Hubble.

El resultado es el sondeo ultravioleta Hubble más grande de galaxias distantes hasta la fecha. Los investigadores dicen que las imágenes ayudarán en última instancia con un misterio que se remonta a los primeros capítulos de nuestro universo, a una época conocida como reionización. Esto es cuando la luz ultravioleta extrema, o de alta energía, de las primeras estrellas y galaxias ionizó una niebla de gas de hidrógeno, dividiendo los átomos en electrones y protones cargados.

Después de que la niebla se disipó, la luz pudo viajar a través del universo sin obstáculos, poniendo fin a las llamadas edades oscuras. No está claro exactamente cómo sucedió esto, pero al estudiar la luz ultravioleta extrema emitida por galaxias distantes, los científicos reunirán nuevas pistas.

"No podemos ver la luz ultravioleta extrema proveniente de las primeras galaxias porque esos fotones son absorbidos antes de que nos alcancen", dice Teplitz. "En cambio, observamos galaxias muy similares o análogas que no están tan lejos (11.000 millones de años luz en lugar de más de 13.000 millones) para tratar de comprender las condiciones físicas que permitieron que las primeras galaxias causaran reionización".

Tags

Lo Último


Te recomendamos