Noticias

El 80% de los niños de Gaza viven con depresión y miedo tras 15 años de bloqueo, según Save the Children

El 80 por ciento de los niños que viven en la Franja de Gaza viven con depresión, dolor y miedo a consecuencia de los 15 años bajo el bloqueo impuesto por las autoridades de Israel al enclave palestino, según ha denunciado este miércoles la organización no gubernamental Save the Children.

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El informe de la ONG, titulado 'Trapped' (Atrapados), refleja que el número de niños que dicen sufrir angustia emocional ha aumentado drásticamente respecto al 55 por ciento de 2018, con un 84 por ciento afirmando que sienten miedo --respecto al 50 por ciento de 2018--, un 80 por ciento que señalan que están nerviosos --respecto al 55 por ciento de 2018-- o un 77 por ciento que aseguran estar tristes o deprimidos --en comparación con el 62 por ciento de 2018--.

Asimismo, el informe recoge que más de la mitad de los niños y niñas de Gaza, un 55 por ciento, se han planteado el suicidio, mientras que alrededor de tres de cada cinco, un 59 por ciento, se autolesionan. Por ello, ha reclamado al Gobierno de Israel que retire el bloqueo a la Franja y a las autoridades locales --en referencia al Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), que controla el enclave--, la comunidad internacional y los donantes que apoyen el fortalecimiento de los servicios de protección infantil.

"Los niños y niñas con los que hemos hablado para este informe describen que viven en un estado perpetuo de miedo, preocupación, tristeza y dolor, esperando que estalle la siguiente ronda de violencia y sintiéndose incapaces de dormir o concentrarse", ha manifestado el director de Save the Children en los Territorios Palestinos Ocupados, Jason Lee.

"Las pruebas físicas de su angustia, como mojar la cama, perder la capacidad de hablar o de realizar tareas básicas, son estremecedoras y deberían servir de llamada de atención a la comunidad internacional", ha indicado, al tiempo que ha resaltado que "hace cinco años, las personas cuidadoras decían que su capacidad para mantener a sus hijos estaba siendo llevada al límite por el bloqueo, la pobreza crónica y la inseguridad, y que muy probablemente quedaría totalmente destruida en caso de otro conflicto".

En este sentido, ha lamentado que el estudio "muestra que las preocupaciones de los cuidadores, tristemente se han hecho realidad". "Hacemos un llamamiento a todas las partes para que aborden las causas profundas de este conflicto y tomen medidas para proteger a todos los niños y familias que merecen vivir con seguridad y dignidad", ha destacado.

"Necesitamos que se ponga fin de inmediato al conflicto y a las privaciones económicas, que son enormes factores de estrés en la vida de los niños y niñas, así como que se tomen medidas para apoyar el potencial de afrontamiento y la resiliencia de los menores y sus familias en la Franja de Gaza", ha apuntado Lee.

Save the Children ha recordado que el 47 por ciento de los cerca de dos millones de habitantes de Gaza son niños, 800.000 de los cuales no han conocido la vida sin el bloqueo, según datos del Centro Palestino de la Oficina de Estadística. En estos 15 años se han registrado cinco conflictos, sumados al bloqueo y la pandemia de coronavirus.

El informe ha recabado las opiniones de 488 menores y 168 padres y cuidadores de la Franja de Gaza, de forma similar al realizado en 2018. En este sentido, los cuidadores describen un comportamiento preocupante en los menores, con un 79 por ciento informando de un aumento de la enuresis --incontinencia urinaria-- y un 78 por ciento de los padres afirman que sus hijos rara vez completan sus tareas.

En esta línea, cerca del 59 por ciento ha notificado que ha aumentado el número de menores con dificultades en el habla, el lenguaje y la comunicación, unos comportamientos que tienen un enorme impacto inmediato y a largo plazo en el desarrollo, el aprendizaje y la interacción social de los niños, tal y como alerta Save the Children.

Amr, de catorce años, relata que durante la ofensiva militar israelí de mayo de 2021 "no podía dormir porque tenía pesadillas". "Tenía mucho miedo de que bombardearan nuestra casa o de que volvieran a bombardear a nuestros vecinos. Estaba en vilo. Le contaba a mi padre las pesadillas y él me tranquilizaba diciéndome que no iba a pasar. Luego volvía a intentar dormir de nuevo", afirma.

Por su parte, Amira, también de catorce años, subraya cómo cambiaría la vida con el fin del bloqueo y arguye que se sentiría "más conectada con todo el mundo". "Podría hacer lo que quisiera e ir a donde quisiera. Estudiaría informática y concretamente me licenciaría en diseño de realidad virtual. Esto es lo que realmente quiero hacer en mi vida, pero no puedo hacerlo aquí en Gaza, no tenemos un programa así", zanja.

El bloqueo fue impuesto por Israel --y reforzado por las restricciones de Egipto en el paso de Rafá-- en 2007, tras los combates entre Hamás y Al Fatá a raíz de las elecciones de 2006. Tras los enfrentamientos, el grupo islamista quedó al frente del enclave palestino, mientras que Al Fatá, principal elemento de la Autoridad Palestina, se mantuvo en Cisjordania, a pesar de su derrota en las urnas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos