Noticias

Primarias en varios estados ponen a prueba el efecto Trump

LAS VEGAS (AP) — Donald Trump consiguió el martes una victoria cuando los votantes en Carolina del Sur expulsaron a un republicano con cinco legislaturas de experiencia que apoyó la impugnación del expresidente el año pasado. Pero otro crítico de Trump en el estado aguantó el desafío en primarias, y una votación para el Senado en Nevada planteaba una prueba aún mayor para la influencia de Trump sobre el Partido Republicano.

En un principio se esperaba que las primarias fueran cosa hecha para Adam Laxalt, uno de los republicanos más destacados de Nevada y que ya había ganado elecciones estatales y recibido el apoyo de Trump y del líder republicano en el Senado, Mitch McConnell.

Sin embargo, en las últimas semanas antes de las primarias al Senado federal, el exsecretario de Justicia de Nevada encontró un desafío inesperado en Sam Brown. Brown, capitán retirado del ejército y condecorado con un corazón púrpura, ha reunido multitudes atraídas por su condición de ajeno a la política. Su campaña se vio reforzada por una buena recaudación, especialmente entre donantes modestos que a menudo representan a las bases del partido.

Nevada y Carolina del Sur eran dos de los estados que celebraban elecciones, en una ronda de primarias que podría transformar la política estadounidense. Las carreras ofrecían una oportunidad para que Trump pudiera recuperar impulso tras sus llamativos reveses del mes pasado, dentro de sus esfuerzos por dominar el partido antes de otra campaña presidencial. El gobernador apoyado por Trump a gobernador de Georgia, por ejemplo, perdió por un margen de 50 puntos porcentuales.

Pero el martes, en la vecina Carolina del Sur, uno de los principales blancos de Trump, el representante Tom Rice, perdió sus primarias tras apoyar el segundo juicio político al exmandatario el año pasado. Trump apoyó al rival de Rice, Russell Fry, e incluso viajó a la región este año para insta a la gente a votar contra su congresista.

En otra votación en Carolina del Sur, sin embargo, la representante republicana Nancy Mace se hizo con la candidatura a pesar que de que Trump hubiera reclutado a alguien para tratar de quitarle el puesto. Mace derrotó a la exlegisladora estatal Katie Arrington pese a provocar la ira de Trump cuando criticó su papel en la insurrección del 6 de enero.

Buena parte de la atención se centraba el martes en Nevada, donde el ganador de la candidatura republicana al senado se enfrentaría a la senadora demócrata Catherine Cortez Masto. Podría ser la mejor oportunidad de los republicanos para ganar un escaño en el Senado y recuperar el control de la cámara.

Cortez Masto ganó con facilidad el apoyo de su partido ante competidores poco conocidos.

Los republicanos en Nevada también escogían a su candidato para enfrentarse al gobernador demócrata Steve Sisolak, que ganó sus primarias. En Carolina del Sur, decidían si apoyaban a dos miembros de la Cámara de Representantes que han enojado a Trump. Y dos viejos rivales en Maine parecían haber pasado de ronda para la que probablemente será una de las elecciones a gobernador más disputadas del país en otoño.

Entre los muchos aspirantes que optaban al puesto gobernador de Nevada, el jefe de policía del condado Clark, Joe Lombardo, se planteaba como favorito con el apoyo de Trump.

El expresidente ignoró claramente a otro republicano, el exsenador Dean Heller, que criticó a Trump y recibió un rapapolvo público del entonces presidente.

También competía por el puesto Joey Gilbert, abogado del norte de Nevada y exboxeador profesional, que estaba en los alrededores del Capitolio federal cuando fue asaltado el 6 de enero de 2021. Al igual que Brown en las primarias por el Senado, Gilbert ha reunido apoyos de la base del partido.

Las falsas acusaciones de Trump de fraude electoral en 2020 eran una pieza clave en algunas de las votaciones del martes, como la normalmente poco llamativa primaria a secretario de Estado de Nevada. La republicana Barbara Cegavske, que fue censurada por el Partido Republicano de Nevada por declarar que no hubo fraude y defender la legitimidad de los resultados, no puede presentarse por el límite de mandatos. Un gran número de republicanos que han adoptado en distinto grado las preocupaciones por la “integridad electoral” competía para sucederla.

___

Price informó desde Washington.

Tags

Lo Último


Te recomendamos