Noticias

Rusia ataca un depósito de municiones en oeste de Ucrania

KIEV, Ucrania (AP) — El ejército ruso anunció el domingo que había utilizado misiles de largo alcance para destruir un depósito en la región occidental de Leópolis, Ucrania, donde se almacenaba munición para armas proporcionadas por la OTAN.

El ataque se produjo mientras continuaban los combates por la ciudad de Sievierodonetsk en la región oriental del Donbás, donde se ha concentrado la ofensiva rusa en las últimas semanas.

Separatistas con apoyo ruso acusaron a las fuerzas ucranianas de sabotear una evacuación de civiles de la asediada planta química de Azot, en la ciudad, donde se cree que se refugian unos 500 civiles y un número desconocido de combatientes ucranianos. No fue posible verificar esa afirmación.

Rusia había anunciado el día anterior un corredor humanitario desde la planta.

El gobernador ucraniano de Luhanks, Serhiy Haidai, declinó hacer comentarios el viernes sobre las declaraciones rusas acerca de un corredor humanitario, pero dijo a The Associated Press que “los intensos combates en Sievierodonetsk continúan también hoy”. La situación en la ciudad va a peor, dijo Haidai, porque las fuerzas rusas tienen más armas y más tropas.

“Pero nuestro ejército resiste al enemigo desde tres lados a la vez”, dijo Haidai. “El enemigo avanza por la ventaja significativa en artillería y gente, pero el ejército ucraniano mantiene sus posiciones en la ciudad”.

Las fuerzas rusas emplearon misiles Kalibr de alta precisión para destruir el almacén cerca de la localidad Zolovich, indicó el vocero del Ministerio ruso de Defensa Igor Konashenkov. El lugar se encuentra en el oblast de Leópolis, cerca de la frontera con Polonia, un país miembro de la OTAN.

Konashenkov dijo que allí se almacenaban obuses M777, proporcionados por Estados Unidos. Los ataques aéreos rusos también destruyeron “equipamiento de aviación” ucraniano y un aeródromo militar en la región sureña de Mykolaiv, añadió.

Kiev está aumentando la presión sobre los países occidentales para que proporcionen más armas, y los miembros de la OTAN han prometido más armas pesadas a Ucrania.

En los últimos días, las autoridades ucranianas han hablado del alto coste humano de la guerra conforme los combates en el este se convierten en una batalla de artillería donde las fuerzas de Kiev se ven superadas en número y potencia de fuego.

“Por desgracia, las pérdidas son dolorosas, pero debemos resistir", dijo el martes por la noche el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, en su mensaje vespertino en video. “Cuántas más pérdidas sufra allí el enemigo, menos fuerza tendrá para continuar la agresión. Por lo tanto, el Donbás es clave para determinar quién dominará en las próximas semanas”.

Por su parte, el vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, el expresidente Dmitry Medvedev, sugirió que Rusia pretende destruir a su vecino.

En una publicación en Telegram, escribió que había visto reportes de que Ucrania quiere recibir gas natural licuado en un acuerdo con sus “señores de ultramar”, que se pagaría en un plazo de dos años.

“Pero hay una pregunta”, añadió. “¿Quién dice que Ucrania exista siquiera en el mapa del mundo dentro de dos años?"

Medvedev ha hecho comentarios agresivos en Telegram contra Ucrania y Occidente desde que comenzó la guerra.

Tags

Lo Último


Te recomendamos