Noticias

El Supremo de Japón rechaza las demandas sobre la responsabilidad del Estado del desastre de Fukushima

El fallo deja a la empresa TEPCO como única responsable para el pago de daños a los afectados

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El Tribunal Supremo de Japón ha rechazado este viernes las demandas pidiendo que se reconozca la responsabilidad del Estado en el desastre nuclear de 2011 tras el terremoto y posterior tsunami que afectó a la central de Fukushima-1, que provocó una evacuación masiva de población por el riesgo de radiación.

La decisión del Supremo afecta a cuatro demandas colectivas que implicaban a cerca de 3.700 personas afectadas por el desastre y que habían reclamado al Estado que pagara compensaciones por el desastre, según ha recogido la agencia japonesa de noticias Kiodo. Las demandas fueron presentadas en las prefecturas de Fukushima, Gunma, Chiba y Ehime.

De esta forma, el fallo deja a la empresa Tokyo Electric Power Company (TEPCO) como única responsable del pago de los 1.400 millones de yenes (cerca de 9,9 millones de euros) reclamados en daños en las cuatro demandas, después de que el propio Supremo determinara en marzo por primera vez su responsabilidad en este caso.

Los tribunales de primera instancia se habían mostrado hasta ahora divididos sobre el alcance de la responsabilidad del Estado en el desastre, el peor a nivel nuclear desde el accidente en 1986 en la central de Chernóbil, dado que ejerce como regulador de la compañía.

El punto central de las demandas era si el Gobierno y TEPCO eran capaces de haber previsto la posibilidad de que un tsunami alcanzara la central nuclear de Fukushima-1, tal y como ocurrió el 11 de marzo de 2011, y haber tomado medidas preventivas. Así, citaban como prueba una valoración gubernamental de 2002 en la que se contemplaba un 20 por ciento de oportunidades en los siguientes 30 años.

De hecho, a partir de este documento, una subsidiaria de TEPCO afirmó en 2008 que un tsunami de hasta cerca de 16 metros podría alcanzar la central, por lo que los demandantes consideraron que se trataba de un suceso evitable si el Gobierno hubiera ejercido sus poderes regulatorios sobre la empresa para adoptar medidas antes de que finalmente tuviera lugar el terremoto.

Por su parte, el Gobierno y TEPCO argumentaron durante el proceso que estas estimaciones no eran un conocimiento asentado y agregado que, incluso de haber previsto dicho tsunami y adoptado medidas, no podrían ser declarados responsables, dado que la escala y la dirección del tsunami fueron diferentes a lo esperado.

La central de Fukushima-1 estaba preparada para un terremoto, ya que Japón se asienta sobre una falla, pero no para un tsunami, por lo que el azote del mar provocó varias explosiones de hidrógeno que hicieron que los núcleos de algunos de sus reactores se fundieran parcialmente, lo que provocó la liberación de una gran cantidad de partículas radiactivas a la atmósfera.

Tags

Lo Último


Te recomendamos