Noticias

Iglesia de Alabama en donde mataron a 3 reanuda servicios

VESTAVIA HILLS, Alabama, EE.UU. (AP) — Una iglesia de Alabama donde un hombre armado asesinó a disparos a tres personas durante una cena hace menos de una semana se dispone a reanudar sus servicios religiosos el domingo.

La iglesia episcopal Saint Stephen's anunció que sus miembros se reunirán para la oración matutina “tras la inconmensurable pérdida y dolor en la esperanza de la resurrección de Cristo”.

Walter “Bart” Rainey, de 84 años, Sarah Yeager, de 75, y una tercera persona fueron asesinadas durante el ataque del jueves por la noche. La policía no dio a conocer el nombre de la tercera víctima, una mujer de 84 años, después de que su familia pidió privacidad.

Robert Findlay Smith, de 70 años, está acusado de asesinato capital por la muerte de los tres feligreses. La policía no ha revelado el motivo del ataque.

Susan Sallin, una de las sobrevivientes, dijo a ABC 33/40 que el grupo disfrutaba de una “alegre” cena cuando comenzaron los disparos. Se lanzó al suelo y se dio cuenta que dos de sus amigos habían sido baleados.

“Me arrastré hacia mis amigos y uno estaba inconsciente y el otro no. Pero pude darles una palmada en el hombro y simplemente decirles: 'son amados. Son amados. No están solos”, contó.

Los registros del Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos muestran que Smith es un vendedor de armas cuyo negocio comparte la misma dirección que su residencia. En 2018 recibió una carta de advertencia de las autoridades federales por no mantener un registro de la disposición de todas las armas de fuego, según un reporte realizado por The Trace y USA. Según el documento, había 86 armas a disposición y en inventario durante el periodo de inspección.

El reverendo Doug Carpenter, un expastor de la iglesia, dijo que el agresor había ido a la reunión, rechazó el plato de comida que se le ofreció, y luego comenzó a disparar. Carpenter no estaba en la cena, pero habló con personas que sí estuvieron.

Tags

Lo Último


Te recomendamos