Noticias

La ONU dice que la prórroga de la entrega transfronteriza de ayuda en Siria es "un imperativo moral"

Guterres dice que "más del 90% de la población" en el noroeste de Siria "necesita ayuda"

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha defendido que la prórroga de las operaciones transfronterizas de entrega de ayuda humanitaria en Siria son "un imperativo moral" y ha resaltado que "las necesidades son mas más elevadas desde el inicio de la guerra" en 2011.

"Más del 90 por ciento de la población en el noroeste (de Siria) necesita ayuda. Esta gente ha sufrido particularmente durante once años de conflicto y crisis humanitaria", ha manifestado, al tiempo que ha reiterado "la importancia de mantener y expandir el acceso (a la ayuda), incluidas las operaciones transfronterizas".

"En lo relativo a la entrega de ayuda vital a las personas que la necesitan en Siria, todos los canales deben estar disponibles", ha defendido ante el Consejo de Seguridad, al tiempo que ha incidido en que la ONU ha entregado ayuda a decenas de miles de personas a través de estas vías de entrega abiertas en la frontera con Turquía.

"Hemos aprovechado totalmente la autorización transfronteriza para salvar vidas. Cientos de camiones cruzan ahora cada mes desde Turquía", ha dicho, en referencia a las operaciones llevadas a cabo desde que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobara esta excepción en 2014.

Por ello, ha pedido a los países miembro del organismo que "mantengan el consenso" para permitir que estas operaciones continúen y ha hecho hincapié en que "la comunidad internacional ha ayudado a evitar un colapso total en Siria". "Hemos mejorado el acceso, hemos reforzado la resiliencia", ha argüido.

"La situación humanitaria en Siria sigue siendo dura para millones de niños, mujeres y hombres en el país", ha dicho, en una comparecencia en la que ha destacado que 14,6 millones de personas "necesitan ayuda humanitarias" y doce millones de personas sufren inseguridad alimentaria en Siria.

Así, ha detallado que "el 90 por ciento de la población vive por debajo del umbral de la pobreza", mientras que "la infraestructura de derrumba, destruida por años de conflicto" y "la actividad económica se redujo a la mitad durante una década de conflicto y por las crisis financieras regionales, las sanciones y la pandemia de coronavirus".

"La gente vive al límite, sin mecanismos de respuesta", ha lamentado Guterres, que pedido a los donantes que "aumenten su ayuda" para satisfacer el llamamiento de 4.400 millones de dólares (cerca de 4.170 millones de euros) para dar asistencia dentro de Siria y 5.600 millones de dólares (unos 5.310 millones de euros) para apoyar a los refugiados en la región.

En este sentido, ha subrayado además que las necesidades en la zona noroeste de Siria "siguen aumentando" y ha reseñado que "2,8 millones de personas, principalmente mujeres y niños, están desplazados", la mayoría de ellos en campamentos o asentamientos informales.

Por ello, Guterres ha explicado que "la única forma de poner fin a la tragedia en Siria es a través de un verdadero alto el fuego nacional y una solución política que permita al pueblo sirio determinar su propio futuro".

"Debemos mostrar valentía y determinación para hacer todo lo que sea necesario para lograr una solución política negociada en línea con la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU", ha dicho. "No podemos fallar al pueblo de Siria", ha zanjado Guterres.

Tags

Lo Último


Te recomendamos