Noticias

HRW aplaude la prohibición en Estados Unidos de las minas antipersona, aunque señala que "no es suficiente"

La ONG Human Right Watch (HRW) ha señalado que la recién aprobada medida por la Administración Biden para prohibir la fabricación y utilización de minas antipersona, a excepción de la península de Corea, es "un gran paso adelante", pero "no es suficiente".

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Con este cambio, Washington asume finalmente el "impacto desproporcionado" que este tipo de armamento tiene sobre la población civil, algo que habría quedado de manifiesto en la "brutal" ofensiva lanzada por Rusia sobre Ucrania.

El paso anunciado este martes implica alinear a Estados Unidos con algunas de las principales reclamaciones de la Convención de Ottawa, el tratado que prohíbe el uso, almacenamiento, traslado y producción de las minas antipersona y que cuenta ya con 160 países firmantes --entre los que no está Estados Unidos-- desde que entró en vigor, en 1999.

"El presidente Joe Biden está volviendo a poner a Estados Unidos en el camino hacia la eliminación de las minas terrestres antipersonal, pero se necesita una mayor ambición para lograrlo antes", ha valorado el director de armas de HRW, Steve Goose, agregando que el país "debería unirse a sus aliados que rechazaron estas armas indiscriminadas hace décadas".

Washington trató de obtener una excepción para Corea durante la negociación del tratado que prohíbe el uso, almacenamiento, traslado y producción de las minas antipersona. Tal y como ha recordado HRW, numerosos militares estadounidenses retirados, incluidos los que comandaron fuerzas en Corea del Sur, dijeron que el uso de minas antipersona allí tiene poco o ningún valor militar.

Esta reciente política restablece las prohibiciones sobre la producción y el uso de minas terrestres que fueron revertidas por una directiva de la Administración Trump emitida el 31 de enero de 2020, que "deshizo años de pasos graduales para alinear su política y práctica con la mina Tratado de Prohibición".

Según ha recogido la organización en un comunicado, Estados Unidos utilizó por última vez minas antipersona, diseñadas para explotar en respuesta a la presencia, proximidad o contacto de una persona, en 1991 y no las ha exportado desde 1992 ni las ha producido desde 1997.

"Estados Unidos debe aceptar que la prohibición internacional de las minas terrestres se aplica en todas las circunstancias, sin excepción geográfica", ha señalado Goose, agregando que "acceder a la prohibición internacional de las minas terrestres ayudaría a Estados Unidos a fortalecer la norma contra estas armas y evitar que se utilicen en el futuro".

Tags

Lo Último


Te recomendamos