Noticias

Ciencia.-La crisis de biodiversidad puede abocar a la bancarrota

Las primeras calificaciones crediticias soberanas ajustadas a la biodiversidad muestran cómo la destrucción ecológica afecta las finanzas públicas con rebajas en solvencia y crisis de deuda.

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Es posible que la pérdida de especies de plantas y animales ya provoque importantes rebajas soberanas, con China e Indonesia en camino de bajar dos escalones ya en 2030 en un escenario en el que todo siga igual, según un equipo de economistas dirigido por la Universidad de Cambridge.

Si partes del mundo ven un "colapso parcial de los ecosistemas" de la pesca, la producción de maderas tropicales y la polinización silvestre, como lo simula el Banco Mundial, entonces más de la mitad de las 26 naciones estudiadas se enfrentarán a rebajas de solvencia, con India cayendo cuatro escalones y China cayendo en picado seis. en la escala de 20.

En los 26 países, estas rebajas de solvencia aumentarían el pago anual de intereses de la deuda hasta en 53 000 millones de dólares al año, lo que dejaría a muchas naciones en desarrollo en un riesgo significativo de incumplimiento de la deuda soberana; en efecto, la bancarrota.

Los economistas dicen que sus simulaciones impulsadas por IA son cautelosas: solo cubren pesquerías, madera y polinizadores, mientras que en realidad la pérdida de la naturaleza degrada todo, desde la salud humana hasta el suelo cultivable, ya que el riesgo de pérdida de biodiversidad es extremadamente difícil de cuantificar.

Las calificaciones soberanas evalúan la solvencia de las naciones, cubriendo más de 66.000 millones de dólares en deuda soberana. Las agencias detrás de estas calificaciones actúan como guardianes del capital global.

Actualmente, agencias como Moody's y Standard & Poor's evalúan riesgos financieros difíciles de cuantificar, como posibles eventos geopolíticos, pero ignoran en gran medida las consecuencias económicas de la degradación ecológica.

Un equipo de economistas de las universidades de Cambridge, East Anglia, Sheffield Hallam y la Universidad SOAS de Londres argumentan que los inversores "ciegos a la naturaleza" no pueden gestionar el riesgo de manera eficaz y que omitir la pérdida de biodiversidad en los cálculos podría "socavar la estabilidad del mercado".

"No son solo los financieros los que pierden", dijo en un comunicado el autor principal, el Dr. Matthew Agarwala, del Instituto Bennett de Políticas Públicas de la Universidad de Cambridge. "El aumento del riesgo soberano hace que los mercados exijan primas de riesgo más altas, lo que significa que los gobiernos y, en última instancia, los contribuyentes, pagan más por pedir prestado".

"A medida que la pérdida de la naturaleza reduce el desempeño económico, será más difícil para los países pagar su deuda, lo que pondrá a prueba los presupuestos gubernamentales y los obligará a aumentar los impuestos, reducir el gasto o aumentar la inflación. Esto tendrá consecuencias nefastas para la gente común".

Tags

Lo Último


Te recomendamos