Noticias

Sanz Roldán cree que "no es aconsejable llevar a Rusia a la desesperación" porque tiene armas nucleares

El exJEMAD y exdirector del CNI, Félix Sanz Roldán, ha pedido tener cuidado a la hora de gestionar la victoria, respecto al conflicto armado con Rusia, y no llevar a este país a la "desesperación", teniendo en cuenta que tiene armas nucleares.

TOLEDO, 23 (EUROPA PRESS)

Así lo ha indicado Sanz Roldán preguntado, durante su participación en el XXXIV Seminario Internacional de Seguridad y Defensa que se celebra en Toledo, sobre cómo va a ser la relación con Rusia una vez terminada la guerra.

Tras asegurar que es difícil saber cómo va a quedar el orden mundial, sí ha augurado que por un tiempo "Rusia" será un país "apestado políticamente", que tendrá un futuro "muy complejo", aunque esta situación, como todas, no será eterna.

El que fuera responsable del Centro Nacional de Inteligencia, que ha defendido que en ocasiones las causas de las guerras han sido la mala administración de la guerra anterior, ha insistido en que a Rusia le espera un futuro "malo", por lo que ha incidido en la necesidad de administrar bien la situación. "No es aconsejable llevarla a la desesperación, porque una vez desesperada vaya a saber usted qué puede pasar", ha advertido.

TRAS LA GUERRA, NUEVO ORDEN MUNDIAL

Y es que el también fuera el Jefe del Estado Mayor de la Defensa ha asegurado que tras la guerra se va a trazar un nuevo orden mundial, de duración incierta que basará, sin duda alguna, en una relación transatlántica muy fuerte y en el nacimiento de una Europa geopolítica más fuerte y en la aceleración de la reconfiguración del orden mundial.

Sanz Roldán ha mostrado su preocupación por el hecho de que tras el regreso de los presidentes de Alemania, Francia, Italia y Rumanía a Kiev, se hable de "cansancio o de posibilidad de solución". "Esto es preocupante desde el punto de vista de que nuestras alianzas y la Unión Europea están basadas en principios, que dan el espíritu aliado, además de poner más o menos dinero o enviar a nuestros soldados ni más ni menos que a las repúblicas bálticas".

De ahí que haya pedido que esos principios lideren el último elemento de gestión de la crisis, tal y como contempla el Tratado de Washington, "que dice que tenemos que vivir en paz, en libertad que ésta es la herencia común de nuestra civilización, que todo está basado en la democracia en las libertades individuales y en el imperio de la ley".

"Todo cuanto hagamos juntos ha de estar basado en los principios y no vale cansarse. Tenemos que ser capaces de continuar hasta que la solución venga porque el que ha hecho daño tenga algún sistema para pagar. La alianza no se puede cansar. La Unión Europea no se puede cansar, tampoco los ciudadanos. Cualquier ambigüedad en este ámbito de los principios será un problema muy grave, especialmente para Europa, en el corto y largo plazo".

LA OTAN NO ESTÁ "EN ENCEFALOGRAMA PLANO"

En su disertación, el exdirector del Centro Nacional de Inteligencia ha asegurado que la OTAN es el principal instrumento de relación que tiene Estados Unidos con Europa, relación que una vez superada los calificativos dañinos de Donald Trump, se encuentra en cierta situación de "confort" con la llegada de Joe Biden.

Muestra de ello, ha relatado, es que tras el "golpe" que supuso para la alianza la salida unilateral de las tropas americanas de Afganistán y que Estado Unidos "mirase para otro sitio", "afortunadamente duró poco tiempo", pues volvieron para gestionar y resolver la crisis con Rusia a través de la alianza, "el instrumento más poderoso para resolverlo".

"Putin se sintió fuerte y dijo que iba a aproximar sus fuerzas militares a Ucrania, 140.000 hombres. Entramos en un proceso de gestión de crisis de libro, en el que subió tanto la retórica que era imposible echarse atrás. Yo creo que las personas que lo gestionaron no habían asistido a clase el día que se dio en la academia gestión de crisis", ha ironizado.

Dicho esto, ha defendido que este conflicto ha forzado que la OTAN sea un instrumento "útil" que ha servido de mucho, pues hay un grupo táctico español en la frontera de Estonia con Rusia, aviones desplegados en Lituania y Polonia, barcos de la OTAN que navegan en Mar Negro o misiles que defienden el espacio aéreo de Turquía. "Es interesante que se esté defendiendo su espacio aéreo y Turquía se esté cuestionando para qué sirve la OTAN", ha criticado.

Por todo ello, ha defendido que lo que está ocurriendo con Rusia todos los debates en torno a la OTAN hace que nadie se crea que la Organización del Atlántico Norte "tiene encefalograma plano". "Hemos visto que no solo no tiene encefalograma plano, sino que se está rearmando, no solo de armas, sino de la moral que precisa una alianza".

Por último, Sanz Roldán, de cara a la cumbre de la OTAN que acogerá Madrid a finales de este mes, ha recomendado no caer en el mismo error que se cometió en la gestión de la crisis de Rusia, que pasó por "subir tanto la retórica que luego no hay solución". "La OTAN tiene que ser pragmática y ocuparse de las cosas de comer, que son la defensa colectiva, la gestión de las crisis y seguridad cooperativa", ha concluido.

Tags

Lo Último


Te recomendamos