Noticias

Ciencia.-Los primeros marinos del mundo se desplazaban para casarse

Una nueva investigación genética de islas remotas en el Pacífico ofrece nuevos conocimientos sobre la ascendencia y la cultura de los primeros marinos del mundo.

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

Entre los hallazgos se incluyen la estructura familiar, las costumbres sociales y las poblaciones ancestrales de las personas que viven allí hoy.

El trabajo, descrito en la revista Science, revela cinco migraciones previamente no documentadas a una subregión de esta área y sugiere que hace unos 2.500 a 3.500 años, los primeros habitantes de estas islas del Pacífico, incluidos Guam en la región norte y Vanuatu en el suroeste, tenían estructuras de población matrilocales en las que las mujeres casi siempre permanecían en sus comunidades después del matrimonio, mientras que los hombres se mudaban más a menudo fuera de la comunidad de sus madres para vivir con la de sus esposas.

Estos hallazgos respaldan la idea de que los primeros marinos del mundo se organizaron a través de linajes femeninos.

Los resultados provienen de un análisis de todo el genoma de 164 individuos antiguos de hace 2.800 a 300 años, así como de 112 individuos modernos. Fue publicado por un equipo de investigadores codirigido por los genetistas de Harvard David Reich y Yue-Chen Liu, Ron Pinhasi de la Universidad de Viena y Rosalind Hunter-Anderson, investigadora independiente que trabaja en Albuqueque, Nuevo México.

"Es un regalo inesperado poder aprender sobre patrones culturales a partir de datos genéticos", dijo David Reich, profesor del Departamento de Biología Evolutiva Humana y profesor de genética en la Facultad de Medicina de Harvard. "Hoy, las comunidades tradicionales del Pacífico tienen estructuras de población tanto patrilocales como matrilocales y hubo un debate sobre cuál era la práctica común en las poblaciones ancestrales. Estos resultados sugieren que, en los primeros navegantes, la matrilocalidad era la regla.

El análisis genético comparó a los primeros marinos de Guam, Vanuatu y Tonga, que vivieron hace unos 2.500 a 3.000 años, y reveló que sus secuencias de ADN mitocondrial, que los humanos solo heredan de su madre biológica, diferían casi por completo y compartían mucho más del resto de su ADN. La única forma en que esto puede suceder es si los migrantes que abandonaron sus comunidades para casarse con otras nuevas eran casi siempre hombres.

"Las hembras ciertamente se mudaron a nuevas islas, pero cuando lo hicieron, fueron parte de movimientos conjuntos de hembras y machos", explica Reich. "Este patrón de abandono de la comunidad debe haber sido casi exclusivo de los hombres para explicar por qué la diferenciación genética es mucho mayor en el ADN mitocondrial que en el resto del genoma".

El nuevo estudio de un equipo interdisciplinario de genetistas y arqueólogos quintuplica el cuerpo de datos de ADN antiguo de la vasta región del Pacífico llamada Oceanía Remota, el último lugar habitable de la tierra en ser poblado. También proporciona información sorprendente sobre el poblamiento extraordinariamente complejo de una de las principales subregiones de la Remota Oceanía.

Los humanos llegaron y se extendieron por Australia, Nueva Guinea, el archipiélago de Bismarck y las Islas Salomón a partir de hace 50.000 años, pero no fue hasta hace 3.500 años que los humanos comenzaron a vivir en la remota Oceanía por primera vez después de desarrollar la tecnología para cruzar aguas abiertas en singulares canoas de larga distancia.

Esta expansión incluyó la región llamada Micronesia: unas dos mil islas pequeñas al norte del ecuador, incluidas Guam, las Islas Marshall, las Islas Carolinas, Palau y las Islas Marianas del Norte.

Durante mucho tiempo ha sido un misterio cuáles eran las rutas que tomaba la gente para llegar a la región. La revelación de cinco corrientes de migración a Micronesia ayuda a aclarar este misterio y los orígenes de la gente de allí hoy.

"Estas migraciones que documentamos con ADN antiguo son los eventos clave que dan forma a la historia única de esta región", dijo Liu, becario postdoctoral en el laboratorio de Reich y autor principal del estudio. "Algunos de los hallazgos fueron muy sorprendentes".

De las cinco migraciones detectadas, tres procedían del este de Asia, una de Polinesia y una ascendencia papúa procedente de la franja norte de la parte continental de Nueva Guinea. La ascendencia indígena de Nueva Guinea fue una gran sorpresa ya que una corriente diferente de esta migración, una de Nueva Bretaña, una cadena de islas al este de Nueva Guinea, fue la fuente de la ascendencia papú en el suroeste del Pacífico y en Micronesia central.

Los investigadores también encontraron que los pueblos indígenas actuales de las Islas Marianas en Micronesia, incluidos Guam y Saipan, derivan casi toda su ascendencia anterior al contacto europeo de dos de las migraciones asociadas con el este asiático que detectaron los investigadores. Los convierte en "las únicas personas del Pacífico abierto que carecen de ascendencia de la región de Nueva Guinea", dijo Liu.

Tags

Lo Último


Te recomendamos