Noticias

Demócratas, republicanos invierten para obtener voto hispano

NUEVA YORK (AP) — Los republicanos y demócratas aseguran que han hecho una inversión “millonaria”, superior a otras veces, para atraer al voto hispano en las elecciones de mitad de término que se celebran este año en Estados Unidos y que determinarán si los demócratas retienen o pierden su frágil control de la Cámara Baja y el Senado.

Ambas fuerzas están dedicando grandes sumas en su esfuerzo para involucrar a los votantes latinos, sobre todo en estados como Texas, Florida, Georgia, Nevada, Arizona, Ohio o Pensilvania, donde el voto está disputado. En los últimos meses han creado nuevos centros comunitarios hispanos, puesto anuncios en medios en español y contratado personal bilingüe para convencer a los latinos de que apoyen a los candidatos de cada partido en las contiendas a nivel federal, estatal y local.

“El DNC (Comité Nacional Demócrata) ya ha gastado seis cifras en medios pagados dirigidos a los hispanos y planea continuar invirtiendo fuertemente en llegar a los votantes latinos de manera consistente durante las elecciones intermedias”, dijo Maca Casado, directora de medios hispanos del Comité.

El de los hispanos es un grupo cada vez más numeroso en todo el país y su participación electoral es clave.

En Estados Unidos viven poco más de 62 millones de hispanos, de acuerdo con información del censo de 2020 recopilada por el Centro de Investigaciones Pew, aunque poco más de la mitad son elegibles para votar. Entre los requisitos para poder hacerlo están la ciudadanía estadounidense y ser mayores de 18 años. En 2020 los hispanos representaban el 13,6% del total de votantes elegibles, según información de la oficina del Censo.

NALEO Educational Fund, una organización sin ánimo de lucro que promueve la participación de latinos en política, espera que al menos 11,6 millones de hispanos voten en noviembre, una cifra similar a la de las elecciones de mitad de término de 2018 en las que ese número de personas representó un récord.

“El voto hispano puede ser para cualquiera de los dos partidos, la diferencia entre un triunfo y una derrota”, dijo Fernán Amandi, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Miami. Ahora “hay más atención que nunca de ambos partidos en tratar de cultivarlo”.

Las elecciones de mitad de término, que se celebran el 8 de noviembre, son clave para el presidente Joe Biden ya que determinarán con qué apoyo contará en el Congreso. Para los republicanos, en tanto, se trata de recuperar terreno con vistas a los comicios presidenciales de 2024.

En los comicios se elegirán los 435 escaños de la cámara baja y 35 de 100 puestos del Senado. También habrá contiendas para gobernador en algunos estados y para legislaturas estatales, además de algunas elecciones municipales.

“Es una suma multimillonaria de dólares que estamos invirtiendo para atraer a los hispanos, considerablemente superior a otros ciclos electorales”, expresó Jaime Florez, director de comunicaciones hispanas del Comité Nacional Republicano, sin ofrecer detalles. “El votante hispano es fundamental”, aseguró.

Desde hace unos nueve meses los republicanos abrieron unos 30 centros comunitarios dedicados a atraer a votantes de distintas etnias, como asiáticos, afroamericanos e hispanos. Una docena de ellos han sido para hispanos en ciudades como San Antonio, Dallas y McAllen, en Texas; Doral, en el sur de Florida; Suwanee, en Georgia, y Las Vegas, en Nevada. Para darle más relieve a estas inauguraciones hasta la propia presidenta del Comité, Ronna McDaniel, ha acudido.

A diferencia de los centros de campaña que solían abrir y cerrar muy cerca de la fecha de los comicios, la idea es que éstos persistan. Además de registrar a votantes y reclutar activistas y voluntarios, ofrecen conferencias sobre temas de actualidad como la migración, la economía y el aborto, que suelen ser motivo de crítica hacia los demócratas. También la misma comunidad puede organizar eventos.

“La idea es que tengamos una comunicación de doble vía”, dijo Florez, del Comité Nacional Republicano, más conocido como GOP en inglés. “No es solamente un sitio donde nosotros les decimos a ellos lo que nosotros hacemos, lo que proponemos, sino un sitio donde podemos escucharlos”.

Los demócratas, por su parte, lanzaron en mayo una campaña para atraer el voto hispano llamada “Adelante” que incluye interactuar directamente con votantes latinos en eventos comunitarios o virtualmente.

Como parte de la campaña el partido anunció una inversión “de siete cifras” en medios en español para difundir anuncios impresos y radiales. La contratación de personal ha sido fuerte en varios estados, asegura el partido, al igual que los programas de registro de votantes. En Nevada el partido invirtió para ayudar en noviembre a Catherine Cortez-Masto a mantener su puesto en el Senado federal y en Nuevo México a Michelle Lujan-Grisham para mantener el suyo como gobernadora.

Arnoldo Díaz, un salvadoreño de 58 años que vive en Maryland, opinó que tanto demócratas como republicanos hacen grandes esfuerzos para captar el voto latino en zonas disputadas y que él mismo notó el poder del voto hispano cuando el republicano Glenn Youngkin ganó las elecciones de gobernador de Virginia el año pasado desbancando al candidato demócrata en un región demócrata hasta ese momento.

“Fue curioso porque hasta la comunidad salvadoreña se organizó para votar al republicano”, dijo Díaz, que trabaja en un sindicato y es ciudadano estadounidense. “Cuenta mucho el poder que tenemos. Podríamos hacer cambios en esta nación si nos educáramos más respecto al voto”.

Desde el GOP, en tanto, aseguran que su objetivo es llegar no sólo a los estados indecisos sino también a estados demócratas como Nueva York y California, donde ha sido revocado el mandato de un fiscal general liberal.

“Nos da a pensar que la gente no necesariamente está aislada en un partido y unas ideas, sino que la gente puede ser abierta a escuchar”, dijo Florez. “No es difícil que la gente entienda que las cosas están mal... somos la expresión de opciones para cambiar un poco esa realidad”.

Arturo Vargas, presidente de NALEO Educational Fund, dijo que el mensaje de mejora económica que promueven los republicanos resuena más entre los hispanos que el mensaje de los demócratas sobre menos mano dura en la inmigración o el aborto.

“Creo que (los demócratas) se tienen que fijar muy bien en cuáles son los asuntos más importantes para los latinos en estos comicios. Y eso tiene que ver con el costo de la vida, de la inflación, la situación económica en que se encuentran muchos latinos, en que no pueden mantener la calidad de vida por todo lo que ha subido de precio, como la gasolina, la comida, la vivienda", dijo Vargas.

El presidente de NALEO agregó que la inversión de los republicanos en zonas como el sur de Texas ya está dando sus frutos: la mexicana Mayra Flores acaba de desbancar a un demócrata en la lucha por representar al distrito 34, en el sur de Texas, en la cámara baja federal. Flores será, además, la primera congresista nacida en México.

“El voto latino está creciendo con cada elección y con cada elección va a ser mucho más fuerte, de mucho más impacto en los resultados”, concluyó Vargas. “Un partido que quiera ser el partido mayoritario del futuro tiene que tener necesariamente una estrategia latina”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos