Noticias

En plena sequía, Portugal se prepara para ola de calor

LISBOA (AP) — Portugal se prepara para una ola de calor este fin de semana, con pronósticos de temperaturas de hasta 43 grados Centígrados (109 Fahrenheit) en algunas áreas, al tiempo que una severa sequía azota al país.

La Agencia de Protección Civil, un órgano del gobierno portugués que coordina las respuestas oficiales a las emergencias, informó el jueves que las cuadrillas se encuentran en alerta máxima ante el riesgo de incendios forestales. Casi un tercio del país enfrenta un riesgo extremo de incendios forestales, de acuerdo con las autoridades.

Se prevé que las altas temperaturas duren al menos una semana. El servicio meteorológico nacional IPMA advirtió que es probable que se registren las llamadas “noches tropicales”, cuando las temperaturas se mantienen por encima de los 20 °C (68 °F) después de la puesta del sol.

El gobierno indicó que establecerá un estado formal de alerta contra incendios forestales para todo el país a partir del viernes. Dicha medida otorga a las autoridades facultades especiales, como prohibir la quema de rastrojo y fuegos artificiales en los festivales de verano, y les permite requisar equipos como excavadoras para despejar los cortafuegos.

Más de la mitad de los incendios forestales de Portugal son causados por negligencia, según muestran los estudios.

La ola de calor se produce cuando gran parte de Portugal sufre una sequía intensa. A fines de junio, 96% del país estaba clasificado como en sequía “extrema” o “grave”, las dos categorías más altas.

El servicio meteorológico señala que desde octubre pasado, la precipitación fue un poco más de la mitad del promedio para el período y fue la segunda más baja desde 1931, cuando iniciaron los registros confiables a nivel nacional.

Las olas de calor y las sequías no son infrecuentes en Portugal, pero los climatólogos esperan que todo el sur de Europa registre temperaturas más altas y menos precipitaciones como consecuencia del calentamiento global.

Las autoridades europeas han alertado que el continente enfrenta uno de sus años más difíciles en lo que respecta a desastres naturales como sequías e incendios forestales debido al creciente cambio climático.

Junio también fue muy seco en España, que es el vecino de Portugal, con precipitaciones de aproximadamente la mitad del promedio de 30 años y embalses al 45% de su capacidad.

Italia vivió recientemente una ola de calor prolongada y se enfrenta a su peor sequía en 70 años.

Tags

Lo Último


Te recomendamos