Noticias

"Murina": Croata realiza ópera prima con ayuda de Scorsese

La cineasta croata Antoneta Alamat Kusijanović piensa que la historia de cómo consiguió que Martin Scorsese la ayudara a realizar su primer largometraje es “aburrida”.

Puede que sea modesta, pero todo ocurrió bastante rápidamente. Al día siguiente de graduarse de la escuela de cine, voló a Cannes, le estrechó la mano al director y salió de su reunión con su compañía Sikelia a bordo como productora ejecutiva de su película “Murina”.

“Fue demasiado fácil”, dijo la debutante. “No sé si sucede así todos los días. No creo”.

Pero Scorsese vio algo en Kusijanović y su corto “Into the Blue”, sobre una adolescente y su madre que huyen de un hogar abusivo y buscan refugio en una idílica isla croata. La película de 22 minutos ganó varios premios en festivales internacionales de cine y fue nominada a un Premio de la Academia estudiantil.

“Aquí había una directora con una película que necesitaba hacer y que claramente estaba en esto a largo plazo”, escribió Scorsese recientemente. “Quise ayudarla a producirla”.

“Murina”, que se estrena en Nueva York el viernes y en Los Ángeles el 15 de julio, es un thriller pintoresco y soleado sobre una chica de 17 años, Julija (Gracija Filipović), que vive en una isla rocosa y remota en el Adriático con un padre cruel y dominante (Leon Lučev) y una madre complaciente (Danica Čurčić). Siente la tentación de conocer un mundo más grande cuando un forastero cosmopolita (Cliff Curtis) llega con grandes ideas sobre su futuro.

La crítica de cine Jessica Kiang escribió en su reseña que “Murina” genera la sensación de algo escrito por Patricia Highsmith.

Kusijanović había estado lidiando con la idea del chovinismo que está tan profundamente arraigado en una sociedad que se confunde con “mentalidad cultural” cuando comenzó a escribir. Escribió la película específicamente para Filipović, quien protagonizó “Into the Blue”, ya que quería capturarla al borde de la edad adulta, a los 17 y 18 años.

“Escribí ‘Murina’ para ella, pero también la escribí para mí”, dijo. “La escribí para muchas mujeres en todo el mundo y especialmente en Croacia”.

Julija es un personaje que vive en un paraíso físico, pero está empezando a ver grietas en el barniz.

“Espero que sea alguien con quien todos se identifiquen”, dijo Kusijanović. “Ella es la vida y no se dejará empequeñecer. Necesita vivir su juventud y su poder. Y se protegerá a sí misma sin importar lo que cueste. Así es como me gustaría pensar en esta nueva generación de mujeres”.

Kusijanović nació y creció en Dubrovnik, una pequeña ciudad de Croacia en la costa del Adriático, y se enamoró del teatro a una edad temprana. Iba a obras de teatro con su madre y terminó actuando de niña. Dirigir, sin embargo, no estaba en sus planes. En Croacia, en realidad solo ha habido un puñado de directoras, dijo. No era un camino que parecía abierto para ella.

“Toda condición, por buena que sea, si no se desarrolla y evoluciona emocional, intelectual y creativamente, se convierte en una prisión”, dijo. “En mi país, a veces veo un lugar que se estanca por falta de imaginación. Pero, de nuevo, para ser justos, no es solo Croacia. Lo veo porque estoy conectada emocionalmente con Croacia, pero también lo veo en todas partes”.

Dio un gran salto y se mudó a Nueva York para hacer una pasantía en una compañía cinematográfica. Alentada por un amigo, decidió inscribirse en Columbia, donde obtuvo una maestría en escritura de guiones y dirección. Así que la reunión con Scorsese pudo haberle sido fácil, pero también fue algo en lo que había estado trabajando toda su vida.

“De hecho, me lo gané”, expresó. “Trabajé muy duro para ello, y muchas cosas del pasado debieron conectarse para que ese momento llegara a buen término a partir de los cuatro años de edad. No existe el éxito de la noche a la mañana”.

“Murina” tuvo su estreno mundial en el Festival de Cine de Cannes de 2021 y le mereció a Kusijanović la Cámara de Oro a la mejor ópera prima. Pero la directora no estaba allí para recibir el premio. Estaba embarazada de nueve meses en ese momento y decidió una noche conducir las 13 horas hasta su casa en Croacia, donde poco después dio a luz a su primer hijo.

Incluso con todos los elogios, Kusijanović dijo que fue una nota que Scorsese escribió sobre la película lo que más la conmovió. La mantiene cerca en su teléfono y la lee en voz alta con entusiasmo.

“Estoy tan impresionado por ‘Murina’: por la cruda inmediatez del conflicto entre padre e hija, que se siente como si solo pudiera suceder en un escenario tan elemental; por las tensiones psicosexuales entre todos los personajes, tan bellamente interpretados; y por la pura fuerza física de la imagen”, escribió Scorsese. “Estoy emocionado de que el público vea ‘Murina’ por sí mismo y sea testigo del surgimiento de una joven cineasta extremadamente talentosa”.

Sin embargo, Kusijanović tiene una objeción con la nota.

“No soy joven”, dijo inexpresiva. “Tal vez 36 es joven para un director”.

Mientras la película se proyectaba en Croacia, Kusijanović recibió muchos mensajes de hombres y mujeres. Algunos ven a sus propias familias en la película. Algunos se reconocen a sí mismos. Algunos han dicho que solo ven una familia normal.

“Ese es el público que necesita esta película”, dijo Kusijanović. “La misoginia y la falta de respeto hacia las mujeres es igual en todas partes. Simplemente, tiene diferentes nombres en diferentes países”.

___

Lindsey Bahr está en Twitter como www.twitter.com/ldbahr

Tags

Lo Último


Te recomendamos