Noticias

Argentina: se define nuevo esquema de tarifas de luz y gas

BUENOS AIRES (AP) — El gobierno argentino comenzó a definir el viernes el nuevo esquema de segmentación de tarifas de luz y gas que contemplará subas más pronunciadas para las personas que gozan de mayor poder adquisitivo y aumentos restringidos para las de ingresos medios y bajos.

El secretario de Energía, Darío Martínez, anunció que “ya está a disposición” el formulario que deben rellenar las personas que, a partir de la manifestación de su nivel de ingresos, entrarán en las diferentes categorías tarifarias, que contemplan la eliminacion o el mantenimiento de subsidios a la energía.

"Es objetivo del gobierno es que los subsidios se utilicen de una manera más eficiente y concentrarlos en los sectores que más los necesitan”, dijo Martínez sobre la medida que busca desmontar una estructura tarifaria que se ha mantenido prácticamente congelada desde hace años.

La actualización de los valores de los servicios de luz y gas forma parte de los compromisos asumidos con el Fondo Monetario Internacional en el marco del acuerdo suscrito en marzo para refinanciar una deuda de unos 45.000 millones de dólares y que contempla una reducción del déficit fiscal, entre otros objetivos.

Martínez dijo que la quita de subsidios que comenzará en agosto va a ser gradual y supondrá este año unos 15.000 millones de pesos (más de 110 millones de dólares), mientras que en 2023 superará los 80.000 millones de pesos (unos 592 millones de dólares).

La medida tendrá un impacto en el bolsillo de los argentinos, que en la actualidad afrontan una inflación acumulada de 36,2% en lo que va del año. En la comparación interanual de mayo la suba de los precios fue de 64%, lo que la sitúa entre las más altas del mundo.

El régimen de segmentación tarifaria prevé tres niveles de ingresos: alto, medio y bajo. El primero está integrado, entre otros, por los hogares con ingresos mensuales superiores a 348.000 pesos (unos 2.500 dólares), que afrontarán subas más pronunciadas por “tener a su cargo el costo pleno” de la energía a fin de año a partir de la eliminación gradual de los subsidios. Los usuarios de esta categoría tendrán por ejemplo una suba mensual de unos 1.300 pesos (unos 9,5 dólares) en sus facturas de luz.

El segundo nivel está integrado por familias con ingresos al mes de entre 99.676 pesos (738 dólares) y 348.000 pesos (2.500 dólares) o las que poseen hasta dos inmuebles, entre otros aspectos, que pueden solicitar el mantenimiento de subsidios y registrarán aumentos de alrededor del 42%.

El tercero, que también contempla subsidios a los servicios, toma como referencia ingresos netos mensuales totales menores a los 738 dólares, y supone aumentos en torno a 21%. Abarca además a quienes vivan en un domicilio donde funcione un comedor o merendero comunitario o donde un integrante del grupo familiar posea un certificado de discapacidad.

Según la Secretaría de Energía, el objetivo es que 10% de los usuarios de mayores ingresos se acerquen a pagar el costo del servicio y “garantizar al 90% de los usuarios el acompañamiento del gobierno”.

Quienes soliciten el mantenimiento de los subsidios deberán enviar una declaración jurada cuyos datos seran cruzados con bases de información del Estado.

Tags

Lo Último


Te recomendamos