Noticias

Ciencia.-Un satélite de la ESA evita 'in extremis' el impacto de basura espacial

Uno de los tres satélites de la misión Swarm de la ESA tuvo que realizar una 'maniobra evasiva' el 30 de junio para evitar el riesgo de colisión de un trozo de basura espacial.

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

Swarm es la misión de la ESA para desentrañar los misterios del campo magnético de la Tierra. Está compuesto por tres satélites, A, B y C, conocidos como Alpha, Bravo y Charlie.

Una pequeña pieza de basura fue detectada a toda velocidad hacia Alpha a las 14.00 UTC el 30 de junio. Se pronosticó una colisión potencial solo ocho horas después, poco después de la medianoche. El riesgo de impacto era lo suficientemente alto como para que Alpha fuese cambiada de posición para evitarlo.

Llevar a cabo una acción evasiva, conocida como "maniobra para evitar colisiones", requiere mucha planificación. Debe verificar que no está moviendo el satélite a una nueva órbita que lo ponga en riesgo de otras colisiones y debe calcular cómo volver a su órbita original utilizando la menor cantidad de combustible y perdiendo la menor cantidad de datos científicos posible.

La Oficina de Desechos Espaciales de la ESA analiza los datos de la Red de Vigilancia Espacial de EE.UU. y emite la advertencia de una posible colisión a los equipos de Control de Vuelo y Dinámica de Vuelo de la ESA, generalmente más de 24 horas antes de que la pieza de escombros se acerque más al satélite. En este caso, solo se recibió un aviso de ocho horas, informa la ESA.

Además, la alerta significaba que el equipo Swarm ahora estaba de repente corriendo contra dos relojes. Se planeó otra maniobra para solo unas pocas horas después de la posible colisión y tuvo que cancelarse para darle a Alpha tiempo suficiente para apartarse del camino de los escombros. Esa maniobra también fue muy sensible al tiempo y tuvo que ser completamente replanificada, recalculada y llevada a cabo en un día.

En concreto, Alpha y Charlie estaban elevando órbita, ya que la actividad solar violenta relacionada con el aumento gradual del ciclo solar deforma la atmósfera de la Tierra y amenaza con arrastrar la misión fuera de órbita. Ambos satélites necesitaban realizar 25 maniobras durante un período de 10 semanas para alcanzar sus nuevas órbitas más altas. Una de las maniobras de Alpha estaba prevista para tan solo unas horas después de la posible colisión.

Finalmente, Alpha fue puesta a salvo de una colisión con el pedazo de escombros y ha completado su ascenso a órbitas más seguras junto a Charlie.

Tags

Lo Último


Te recomendamos