Noticias

Netanyahu rechaza su responsabilidad en la estampida del año pasado en el monte Meron que dejó 45 muertos

El ex primer ministro de Israel y actual líder de la oposición, Benjamin Netanyahu, ha testificado este jueves ante la comisión que investiga el desastre del monte Meron, donde el año pasado perdieron la vida 45 personas y más de 150 resultaron heridas a causa de una estampida.

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El incidente, ocurrido durante el mes de abril de 2021, se produjo en el marco de la festividad Lag Baomer y representa la peor tragedia ocurrida en Israel en tiempos de paz.

Una serie de informes apuntan a que Netanyahu, por entonces jefe de Gobierno, permitió la celebración sin límites de asistencia y desoyendo las recomendaciones de seguridad al estar bajo la presión del resto de aliados políticos, de ideología ultraortodoxa.

Cuestionado ahora por su incumbencia en aquel episodio, Netanyahu ha defendido ser responsable de aquello que podía controlar, como la evolución de la pandemia, y no de aquello de lo que no tuvo conocimiento.

"Asumo la responsabilidad de lo que estaba frente a mí, y ese fue el desastre epidemiológico, y eso lo evité. En retrospectiva, hubo una catástrofe. No puedo responsabilizarme de lo que no supe", ha aseverado el ex primer ministro israelí, según 'The Times of Israel'.

En esta línea, Netanyahu ha asegurado que "no sabía que había un problema crítico de seguridad" respecto al evento, y ha recordado que a lo largo de su mandato de doce años, cientos de miles de fieles se han reunido históricamente en el monte para celebrar Lag Baomer sin incidentes.

"Todos somos expertos en retrospectiva. Si pudiera volver hoy, actuaría de manera diferente", ha lamentado Netanyahu, quien se ha preguntado "qué pasó ese año que no pasó en años anteriores" para haber aplicado medidas de seguridad extraordinarias.

Sin embargo, la exjueza Dvora Berliner ha instado al ex primer ministro a explicar por qué durante su largo mandato nunca entró en materia en cuestión de seguridad pese a que las celebraciones de Lag Baomer han sido históricamente un evento multitudinario.

"El tema fue tratado de acuerdo con las recomendaciones de la contraloría estatal. Yo lo traté, tomé decisiones que se suponía iban a atender los diversos problemas del monte", ha respondido, defendiendo que "los únicos gobiernos" que actuaron en este sentido, fueron los dirigidos por él.

Finalmente, Netanyahu ha aseverado que la supervisión del evento era responsabilidad del Ministerio de Asuntos Religiosos, y no de la Oficina del primer ministro, a la par que ha descartado haber permitido la celebración por presiones políticas.

"No actué debido a la presión de que los jaredíes (judíos ultraortodoxos) querían que se abriera (...) No fue por presión, fue por instrucciones del Ministerio de Salud", ha zanjado el ex primer ministro de Israel.

Tags

Lo Último


Te recomendamos