Noticias

Sale de Líbano buque al que Kiev acusa de sacar grano robado

BEIRUT (AP) — Un barco sirio que según Ucrania transporta grano robado en Ucrania salió el jueves de un puerto libanés, después de que las autoridades en Líbano permitieran que zarpara tras una pesquisa, según tuiteó el jueves el ministro libanés de Transportes.

El Laodicea, de bandera siria, llevaba amarrado en el puerto de Trípoli desde su llegada el pasado jueves con 10.000 toneladas de harina de trigo y cebada. Ucrania afirma que el grano fue robado por Rusia, una acusación que Moscú niega.

El embajador ucraniano en Líbano, Ihor Ostash, instó a Líbano el miércoles a no permitir que el barco saliera de puerto.

Un juez determinó el miércoles que el Laodicea podía seguir su viaje, al día siguiente de que el fiscal general del país decidiera que el barco podía navegar después que una investigación concluyera que no transportaba grano robado ucraniano.

El ministro de Transportes, Ali Hamie, tuiteó que “el Laodicea, de bandera siria, está ahora fuera de las aguas territoriales de Líbano”.

En un primer momento no estaba claro a dónde se dirigía el barco, pero Marine Traffic, un sitio web que monitorea el tráfico marítimo y la ubicación de barcos en el mar, indicaba que avanzaba en dirección a la costa siria.

Era probable que la marcha del Laodicea enojara a Ucrania. La misión diplomática rusa en Líbano celebró la decisión y acusó a Ucrania de mentir sobre el cargamento e intentar dañar las relaciones entre Moscú y Beirut.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó al barco sirio en 2015 por su afiliación con el gobierno del presidente de Siria, Bashar Assad, un estrecho aliado político y militar de Moscú.

La disputa en torno al Laodicea se desarrollaba mientras el primer barco de grano salía de Ucrania desde la invasión rusa a finales de febrero. El Razoni, con bandera de Sierra Leona, pasó por Turquía camino de Líbano con 26.000 toneladas de maíz ucraniano.

Un funcionario libanés dijo el miércoles a The Associated Press que se esperaba que el barco tardara unos cuatro días en llegar a Líbano desde Estambul, donde fue inspeccionado.

Líbano condenó la invasión rusa de Ucrania en febrero, lo que indignó a Moscú y a sus aliados en Beirut.

Líbano está inmersa en una crisis alimentaria, con una inflación disparada en los alimentos, desabastecimiento de trigo y largas filas para comprar pan. Tres cuartas partes de la población viven en la pobreza.

Tags

Lo Último


Te recomendamos