Noticias

Deportes.-(Crónica) España, el mejor piragüismo del mundo con ocho medallas en Halifax

Los oros de Carlos Arévalo y el C4 500, plata y bronce para María Corbera y otro bronce de Cubelos cierran el histórico Mundial

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El equipo español de piragüismo vivió un domingo estelar en los Mundiales de Halifax (Canadá) con las medallas de oro de Carlos Arévalo y el C4 500, las de plata y bronce que se colgó María Corbera en C1 200 y C1 5.000, y el bronce de Paco Cubelos en K1 5.000, para cerrar en lo más alto el medallero con ocho metales.

El piragüismo español ya hizo historia el sábado con el K4 500, el C2 500 y el K2 200, dos oros y una plata en el Mundial de sprint olímpico, pero el domingo terminó de coronarse en el Lago Banook. Cuatro oros, dos platas y dos bronces en total, y tres de esos éxitos en competiciones que serán olímpicas en los Juegos Olímpicos de París 2024 (K4 500, C2 500 y C1 200).

La madrileña María Corbera abrió el festival del domingo en el C1 200, solo por detrás de la estadounidense Nevin Harrison (campeona olímpica) para proclamarse subcampeona del mundo. Corbera volvió a la acción en la sesión de tarde, en la final de los 5.000 metros, donde volvió a subirse al podio con un bronce, por detrás de la canadiense Katie Vincent y la alemana Annika Loske.

Mientras, tras haber conseguido el oro el sábado con el K4 500, Carlos Arévalo encaró la final del K1 200 con la misma seguridad y sabiéndose favorito al podio. El gallego impuso su ritmo hasta proclamarse campeón del mundo con un tiempo de 36:43, 28 décimas de ventaja sobre el sueco Petter Menning, plata.

La tercera medalla española de la jornada fue otro oro en el C4 500. Joan Moreno, Pablo Grana, Manuel Fontán y Adrián Sieiro se pusieron en cabeza desde la salida y ninguna embarcación les dio caza, campeones del mundo con un tiempo de 1:39,42, con casi medio segundo de ventaja sobre los polacos y 1,10 sobre los ucranios.

El cierre perfecto lo pusieron Corbera y Paco Cubelos. El talaverano se desquitó en el K1 5.000 de la final de 1000 metros y, aunque se le escapó la plata, sumó un bronce que nunca olvidará. Así se llegó a las ocho medallas en Halifax, afianzándose el piragüismo español como potencia mundial a dos años de París 2024, con otro plato interesante en dos semanas con el Europeo de Múnich.

Tags

Lo Último


Te recomendamos