Noticias

El Barça abre etapa con la ilusión despertada por Lewandowski y las palancas

Los 'culers', muy reforzados, esperan reflotar y poder aspirar a los títulos en el primer año entero de Xavi

BARCELONA, 11 (EUROPA PRESS)

El FC Barcelona encara la nueva temporada 2022/23 con la ilusión del regreso de fichajes de relumbrón como el de Robert Lewandowski, con la esperanza de que ese extra de calidad le dé a Xavi Hernández, en su primera temporada completa en el banquillo, más opciones de mantener el espíritu competitivo y, que de esa receta prometedora, salga un plato que se pueda degustar junto a los grandes títulos añorados en el pasado más reciente.

Hay nueva etapa en 'Can Barça', una que el presidente Joan Laporta augura esplendorosa. En la pretemporada el equipo ha ilusionado con un juego más vistoso, ofensivo y certero y con unos fichajes que, a la espera de un cierre de mercado que se prevé agitado, confeccionan una plantilla más completa y competitiva, capaz seguramente de por lo menos permitir al club luchar por esos anhelados títulos.

Que se deje atrás la etapa previa de sequía, donde el foco mediático y la atención de la afición estaba más en los números y en los directivos que no en el césped, dependerá de varios factores. De momento, con las famosas 'palancas' económicas ya activadas --en una lluvia de millones de euros a cambio de parte de los derechos televisivos o parte de la propiedad de 'Barça Studios'-- se ha fichado efectividad, competencia, gol, garra... En definitiva, ilusión.

No hay nueva era posible sin un profundo cambio de propiedad en las taquillas del vestuario. Y se ha hecho. Si hace un año el barcelonismo se quedó en 'shock' por la salida de Leo Messi, ahora parece que toca pasar página del todo. Está claro que Lewandowski no es el '10', pero sí es un '9' que promete goles y que puede ser parte de la base de esa nueva etapa que también ha traído a Jules Koundé o Andreas Christensen para mejorar la defensa.

En otoño de 2021 Laporta finalmente optó por prescindir de Ronald Koeman y por darle las llaves del equipo a Xavi Hernández. El técnico de Terrassa se amoldó a la plantilla existente, a ese ya famoso 'es lo que hay' del neerlandés. En enero le mejoraron al grupo, con la llegada de Ferran Torres y Pierre-Emerick Aubameyang, entre otros. Y Xavi respondió con cambios en el juego, a mejor, y una escalada en la clasificación de LaLiga Santander.

No obstante, la temporada pasada se cerró sin títulos. El técnico egarense no pudo evitar la eliminación en la Liga de Campeones en la fase de grupos, si bien poco margen tenía. Posteriormente, en la Liga Europa se topó con un Eintracht que le dijo al Barça que de sólo ilusión tampoco se vive en el Viejo Continente. La Copa del Rey, la competición en la que reina el equipo 'culer', tampoco fue ese bálsamo que sí logró Koeman y, en LaLiga de la regularidad, fue donde el equipo sí creció pero quedó subcampeón a 13 puntos del Real Madrid, al que goleó en el Bernabéu (0-4).

Con Xavi, en LaLiga, el equipo se fue a 16 triunfos, 5 empates y 4 derrotas --con 48 goles a favor y 23 en contra-- para terminar segundo. La realidad fue esa; una mejora en sensaciones que se tradujo en números mejor maquillados pero con derrotas en partidos clave que alejaron a los blaugranas de cualquier esperanza de título. Esta vez, la primera campaña completa de Xavi debe servir al de Terrassa para mostrar sus aptitudes como técnico y para saber si realmente puede marcar una era en el banquillo como sí lo hizo en el verde como jugador.

UNA PLANTILLA COMPENSADA Y MÁS COMPETITIVA

Y en ese intento de consagrarse, poco a poco y con buena letra, tendrá unos mejores cimientos en los que hacer crecer su proyecto. Buenos refuerzos, salidas de jugadores con los que no contaba --Riqui Puig, Mingueza, Coutinho o Lenglet--, un mayor músculo económico detrás y apoyo completo de Joan Laporta y sus directivos, además de una dirección deportiva que, con Mateu Alemany al frente, ha hecho los deberes veraniegos pedidos por Xavi.

En la portería, pocos cambios. Se marchó Neto, el portero suplente, y ahora será el canterano Iñaki Peña quien deba inquietar a un Marc-André Ter Stegen que de nuevo será el guardián de la portería 'culer'. El alemán, sin duda uno de los mejores guardametas del mundo, no brilló el pasado año aquejado de unas lesiones que en principio ha superado. Con confianza y trabajo, tiene en sus manos volver a ser clave y ayudar al equipo en su crecimiento.

La defensa sí que tiene varias caras nuevas. De momento, Andreas Christensen (llega libre del Chelsea) y Jules Koundé (fichado del Sevilla) refuerzan el eje central de una defensa que cuenta con la fuerza y juventud de Ronald Araújo y Eric Garcia y la experiencia de uno de los capitanes del grupo, Gerard Piqué. Mucho fondo de armario para una posición que venía flaqueando. En cambio, los laterales serán para Jordi Alba --a falta de saber si llega Marcos Alonso-- y, en la derecha, para Sergiño Dest, Sergi Roberto o el recolocado Araújo, si hiciera falta.

En la línea medular el principal cambio es la llegada de Franck Kessié, libre desde el Milan, para aportar músculo, salida y gol desde segunda línea además de 'liberar' a Sergio Busquets. Si se queda Frenkie de Jong, al que muchos sitúan como 'palanca' económica, debería explotar del todo al lado de los Gavi y Pedri, los dos jóvenes que más ilusionan, sobre todo el canario, clave en la filosofía de Xavi, que también podría recuperar a Miralem Pjanic, cedido el año pasado, para fortalecer sus opciones en la zona.

Y arriba sí que hay ilusión. Sigue Ousmane Dembélé tras el culebrón del verano, de todo el año pasado prácticamente, y lo hace convencido por Xavi. En pretemporada, sus goles y velocidad en banda han hecho soñar a muchos que no creían ya en el francés. Además, la llegada de Raphinha, extremo brasileño fichado al Leeds de la Premier League, le puede motivar y no son para nada incompatibles pues pueden jugar ambos en las dos bandas.

Buen aterrizaje el de Raphinha, golazo incluido en el Clásico de pretemporada en Las Vegas. Pero los focos son para Robert Lewandowski, el nuevo ídolo local y con experiencia de sobras para saber llevar el peso ofensivo del equipo. Sus goles deben ser las ruedas del carro, y estará acompañado por los Ferran Torres y Aubameyang, y sobre todo por un Ansu Fati que, en año de Mundial, reza para no volver a lesionarse y poder ser el ayudante ideal de 'Lewan' en este ataque de ensueño del Barça en su nueva era y del que parece que se caerán Memphis Depay y Martin Braithwaite.

Tags

Lo Último


Te recomendamos