Noticias

Rusia acusa a Guterres de "cinismo" al proponer la salida de las tropas de la central de Zaporiyia

El administrador ruso de la región ocupada de Zaporiyia, Vladimir Rogov, ha acusado al secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, de realizar un ejercicio de "cinismo" al proponer la retirada de los militares rusos de la central nuclear de la localidad, desde hace meses bajo el fuego cruzado de las fuerzas de Kiev y de Moscú en combates que se han recrudecido en los últimos días, a sabiendas, según el administrador, de que esta salida dejaría el lugar en manos de Ucrania, con "terribles" efectos.

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Rogov ha valorado la propuesta general de Guterres, esto es, la creación de una zona de seguridad en torno a la central sin presencia militar rusa ni ucraniana, como una petición de capitulación para Moscú. "Es que ni siquiera es hipócrita o estúpido: es de un cinismo indignante", ha asegurado el administrador en declaraciones a la cadena Rossiya 1 recogidas a su vez por la agencia rusa TASS.

"(Guterres) Entiende perfectamente que la retirada de nuestros equipos de Zaporiyia deja indefenso un lugar que será dañado inmediatamente por los ataques ucranianos, lo que tendrá terribles consecuencias", ha añadido.

Moscú y Kiev se han culpado mutuamente de ataques contra la central, recrudecidos desde el pasado fin de semana, que han causado daños en almacenes de combustible usado o en sus línea eléctricas. Ante el desastre nuclear que teme la agencia nuclear de la ONU, el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), la comunidad occidental, con Estados Unidos a la cabeza, ha abogado por la creación de una zona desmilitarizada.

De hecho, una unidad de uno de los reactores habría sido desconectada de la red eléctrica, activando su sistema de protección de emergencia y poniendo en funcionamiento los generadores para garantizar el suministro eléctrico. Si bien en la evaluación preliminar los expertos del OIEA han indicado que no existe "una amenaza inmediata" para la seguridad nuclear, han advertido de que "esto podría cambiar en cualquier momento".

Rogov ha aprovechado en este sentido para recriminar a Guterres el hecho de que, ante la gravedad de la situación, no haya responsabilizado a nadie de estos ataques y en su lugar "haya decidido introducir un nuevo concepto: el de una central nuclear que se bombardea a sí misma", y "se haya dedicado a hacerles los deberes a los ucranianos, que son literalmente unos terroristas nucleares", de manera "absolutamente irresponsable".

Tags

Lo Último


Te recomendamos