Noticias

Con un Leclerc despejado, F1 reanuda temporada en Bélgica

Charles Leclerc realmente necesitaba el descanso de la Fórmula Uno para despejar su mente. Su temporada comenzó de manera muy prometedora, pero luego su gran ventaja sobre su rival por el título, Max Verstappen, se convirtió en un enorme déficit.

Leclerc ganó dos de las primeras tres carreras para Ferrari, ya que el Red Bull de Verstappen tuvo problemas de confiabilidad. Pero un asombroso giro de 126 puntos en las siguientes 10 carreras le ha dado a Verstappen una ventaja de 80 puntos que parece inexpugnable de cara al Gran Premio de Bélgica del domingo, cuando se reanuda la temporada.

Las cosas no empezaron bien para Leclerc el viernes. Fue enviado al final de la parrilla para la carrera del domingo debido a múltiples cambios en las partes del motor. Pero Verstappen estaba entre los otros cinco pilotos que recibieron el mismo castigo.

Verstappen encabezó la segunda sesión de práctica por una ventaja dominante 86 décimas segundos sobre Leclerc.

Verstappen subió a la cima a mitad de la sesión con la pista aún seca. La lluvia comenzó después de eso y Hamilton y Norris tuvieron problemas de agarre. Norris hizo el tercer mejor tiempo.

Ferrari lideró la primera práctica: Carlos Sainz Jr. acabó por delante de Leclerc y Verstappen en el tercer puesto.

La tensión mental se acumuló antes de las vacaciones de verano para Leclerc, cuando lidió con intenciones poco claras de su equipo y también se enfureció por algunos de sus propios errores al volante. El descanso llegó en un momento oportuno para un Leclerc totalmente agotado.

“Sí, lo necesitaba. La primera parte de la temporada ha sido de muchos altibajos. Hay una enorme acumulación de emociones que lleva al cansancio”, sostuvo. “Usé estas semanas de la mejor manera posible con mi familia y mis amigos. Fue genial”.

Y en verdad había mucho desorden mental que despejar.

Leclerc vio desaparecer la ventaja de dos victorias, en el Gran Premio de Mónaco y el GP de Gran Bretaña, después que las decisiones de su escudería lo desplomaron desde la posición de honor al cuarto lugar.

En el Gran Premio de Hungría antes del receso de mitad de temporada, Verstappen se clasificó en el 10mo lugar, su peor de la temporada, pero de alguna manera ganó la carrera para sumar su octava victoria —la mayor cantidad de la temporada para un piloto. Otra confusa estrategia de neumáticos le costó caro a Leclerc cuando dominaba la carrera para terminar en el sexto lugar, una semana después de castigarse a sí mismo por chocar cuando iba en la punta del GP de Francia.

Pero Leclerc, líder de la temporada en poles con siete, tiene una fe inquebrantable.

“Todavía creo en el título, por supuesto”, dijo. “Va a ser un desafío muy difícil, pero creeré en él hasta el final”.

El circuito Spa de siete kilómetros (más de cuatro millas), enclavado en el bosque de las Ardenas, es el más largo de la F1 y es bueno para rebasar.

Eso lo convierte en uno de los mejores circuitos para incurrir en penalizaciones de motor dado que los pilotos pueden abrirse camino. Eso es importante ahora que Leclerc y Verstappen fueron enviados al final de la parrilla.

Los otros sancionados fueron Lando Norris (McLaren), Esteban Ocon (Alpine), Valtteri Bottas (Alfa Romeo) y Mick Schumacher (Haas).

Sus posiciones de salida en la parrilla serán determinadas por la clasificación del sábado.

Tags

Lo Último


Te recomendamos