Noticias

Misión de OIEA busca visitar la central nuclear de Zaporiyia

KIEV, Ucrania (AP) — Se espera que una misión del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) de Naciones Unidas visite la central nuclear de Zaporiyia la próxima semana, luego de que quedase temporalmente fuera de servicio y de nuevos bombardeos nocturnos en sus inmediaciones, dijeron funcionarios ucranianos el viernes.

Los daños causados por un incendio en una línea de transmisión de la mayor planta nuclear de Europa provocaron un apagón en toda la región el miércoles y avivaron el temor a una catástrofe en un país que sigue recordando el desastre ocurrido en Chernóbil de 1986.

Lana Zerkal, asesora del ministro de Energía ucraniano, dijo a la prensa local el jueves en la noche que se estaban solventando los problemas logísticos para que el equipo de la OIEA pueda viajar a la central de Zaporiyia, ocupada por las fuerzas rusas y operada por trabajadores ucranianos desde los primeros días de una guerra que dura ya seis meses.

Zerkal acusó a Rusia de tratar de sabotear la visita. Ucrania acusa a Moscú de tener la planta como si fuese un rehén, almacenando armas allí y lanzando ataques desde sus inmediaciones, mientras que el Kremlin acusa a Kiev de disparar de forma imprudente contra las instalaciones.

“A pesar del hecho de que los rusos aceptaron que la misión viaje por territorio ucraniano, ahora están creando artificialmente todas las condiciones para que la misión no llegue la central, dada la situación que la rodea", afirmó sin ofrecer más detalles.

Moscú no realizó comentarios al respecto de inmediato. El jefe de la agencia atómica de la ONU, Rafael Mariano Grossi, dijo también el jueves que espera enviar un equipo a la planta en los próximos días. Las negociaciones sobre el acceso a las instalaciones son complicadas pero están avanzando, afirmó en declaraciones a la televisora francesa France-24.

Por otra parte, las autoridades ucranianas dijeron que una zona próxima a la central fue bombardeada durante la noche, en medio de una creciente preocupación porque un conflicto armado cerca de una planta nuclear en activo pueda causar daños más graves, aunque los reactores de Zaporiyia están protegidos con cúpulas de contención de hormigón armado.

El gobernador de Dnipropetrovsk, Valentyn Reznichenko, apuntó que los ataques contra la ciudad de Nikopol, que está frente a la planta, en la otra orilla del río Dniéper, causaron daños en 10 viviendas, una escuela y un sanatorio, aunque no hubo que lamentar víctimas.

Además, se cortó una línea eléctrica, lo que dejó a unos 1.000 residentes sin electricidad, agregó. Nikopol sufre ataques casi constantes de las tropas rusas desde el 12 de julio. En este tiempo, ocho personas fallecieron, 850 edificios sufrieron daños y más de la mitad de sus 100.000 habitantes se han marchado.

La central de Zaporiyia se desconectó de la red eléctrica el jueves luego de que un incendio dañase la última línea de transmisión regular activa, según reportó la agencia nuclear ucraniana, Energoatom.

El presidente del país, Volodymyr Zelenskyy, culpó del incidente a los bombardeos rusos y dijo que fue necesario activar los generadores diésel de emergencia de la planta para suministrar la energía necesaria para su funcionamiento. El gobernador instalado por Moscú en Zaporiyia, Yevgeny Balitsky, atribuyó los problemas a un ataque ucraniano.

En las ultimas 24 horas, dos personas fallecieron y seis más resultaron heridas en la provincia oriental de Donetsk, dijo su gobernador, Pavlo Kyrylenko, el viernes. En la región nororiental de Sumy, en la frontera con Rusia, se dispararon más de 100 municiones en un día y una casa se incendió, indicó su gobernador, Dmytro Zhyvytsky.

Tags

Lo Último


Te recomendamos