Noticias

Nueva conducción de CNN promueve un periodismo más neutral

NUEVA YORK (AP) — Es el tipo de noticia que Brian Stelter hubiera investigado a fondo, de no haber estado él involucrado.

La nueva conducción de CNN suspendió el programa de Stelter en medio de esfuerzos por cambiar la imagen de la cadena noticiosa y hacerla más neutral.

CNN informó la semana pasada que cancelaría el programa “Reliable Sources” (Fuentes confiables) sobre los medios informativos, que llevaba 30 años en el aire, y rescindió el contrato de Stelter en el marco de las iniciativas de una nueva conducción que quiere recuperar una imagen que siente que la cadena noticiosa perdió durante la presidencia de Donald Trump.

La cadena, ahora bajo el mando de Warner Discovery y dirigida desde hace poco por el presidente de CNN Worlwide Chris Licht, promueve un periodismo más equilibrado, que no espante tanto a los republicanos. Resta por verse si eso es posible.

“CNN tiene que decidir qué quiere ser”, expresó Carol Costello, ex conductora en la cadena y quien ahora enseña periodismo en la Loyola Marymount University.

Trump consideró a CNN su enemigo y un estudio del Centro de Investigaciones Pew del 2019 indicó que un 58% de los republicanos no confiaban en la información política de la cadena, comparado con un tercio en el 2014. Desconfían más de CNN que del New York Times, el Washington Post y MSNBC, que tampoco les inspiran demasiada confianza.

Esto sin contar la agria campaña electoral del 2020 y el malestar republicano con su resultado.

El despido el año pasado de Chris Cuomo porque había ayudado a su hermano, el gobernador de Nueva York Andrew Cuomo, empañó más todavía la imagen de CNN entre los republicanos, de acuerdo con Carlos Curbelo, ex representante republicano de la Florida.

Trump criticó duramente a CNN y la cadena devolvió el fuego. Bajo el liderazgo de Jeff Zucker, sus grandes figuras emitieron más opiniones que nunca. Anderson Cooper llegó a comparar a Trump con “una tortuga obesa de espaldas, sacudiéndose al sol, que se da cuenta que ya pasó su momento”. Posteriormente ofreció una disculpa por ese comentario.

“Todos los medios grandes se resintieron con el ascenso de Donald Trump”, expresó Costello. “Creo que se manejaron mal en general, no solo CNN. Por un momento, todos caímos en eso”.

El tono adoptado por CNN tuvo mucho que ver con el cambio en la reputación de la cadena, de acuerdo con Mark Whitaker, veterano periodista y ex ejecutivo de CNN. Bajo Zucker, CNN tuvo mejores ratings e hizo más olas, pero Whitaker se pregunta “si eso valió la pena, en vista de cómo cambió la percepción del producto”.

Ser vista como una alternativa liberal al Fox News Channel no es un problema para un medio partidista. Pero sí representa un problema para uno que se vendió como una fuente noticiosa imparcial durante 40 años.

Desde que Licht tomó las riendas, las críticas de Brianna Keilar a la cobertura de Fox por las mañanas desaparecieron. Si bien Licht no comentó en público las razones de la salida de Stelter, es sabido que criticaba con frecuencia a Fox News en “Reliable Sources”.

En su momento pocos prestaron atención, pero ya en noviembre del año pasado el ejecutivo John Malone, hoy miembro de la junta directiva de Warner Discovery, dijo en CNBC que le “gustaría que CNN volviese al tipo de periodismo que hizo al principio, que contase con periodistas verdaderos, lo que sería algo único y refrescante”.

Por su parte, el presidente y CEO de Warner Discovery, David Zasla, dijo en abril que CNN debía distinguirse de las demás cadenas noticiosas dominadas por un periodismo partidista. CNN, sostuvo, tiene que informar los hechos, la verdad.

“Así podemos tener una sociedad civilizada”, expresó Zaslav, quien nombró a Licht. “Sin eso, si todo es partidismo, no tenemos una sociedad civilizada”.

Licht ha ofrecido pocas entrevistas desde que asumió la dirección de CNN y un vocero de la cadena declinó un pedido de entrevista para este artículo.

Licht ha tomado medidas para cumplir con las pautas de sus jefes. Quiere que los conductores de CNN tomen conciencia de que a veces parecen subestimar a la gente. Que las conversaciones de los panelistas sean informativas y no estén dominadas por puntos de vista extremos. Y que solo se use el cartel “últimas noticias” para las novedades reales.

A Licht le gustaría que CNN entreviste a más republicanos. Hace poco fue a Washington y conversó con altos dirigentes republicanos, incluidos los líderes de los bloques republicanos de ambas cámaras, Mitch McConnell (Senado) y Kevin McCarthy (Cámara de Representantes).

Ya se perciben algunos pasos en esa dirección y en las últimas semanas se presentaron el senador Tim Scott y el representante Dan Crenshaw.

“Cuando solo puedes conseguir gente de un solo partido, eso demuestra que no tienes credibilidad en la mitad del país”, dijo Curbelo, quien colabora con NBC News.

La mano que se le tiende a los republicanos genera algunas suspicacias y el estratega demócrata Kurt Bardella dijo en una columna del Los Angeles Times que CNN estaba “ansiosa por complacer” a políticos ajenos a la realidad. Eric Deggans, de NPR, dijo que le preocupaba la posibilidad de que se termine aceptando la mentira de que las últimas elecciones presidenciales fueron robadas.

“A veces se acusa a los periodistas de ser partidistas cuando lo que hacen es insistir en informar la verdad y negarse a hacerle el juego a un partido político que trata de alterar la verdad”, manifestó Deggans.

CNN señaló que Licht también contactó a líderes demócratas y rechaza la idea de que no serán rebatidas las mentiras. Pero dijo que quiere que todas las opiniones sean escuchadas.

“No importa lo que hagan, serán criticados”, dijo Whitaker. “Trump y los demás seguirán denunciando ‘noticias falsas’ a propósito de todo lo que no les gusta”.

Pero, sostuvo, CNN es quien mejores posibilidades tiene de llegar a una audiencia que quiere un periodismo más equilibrado.

Se pronostican otras novedades.

Licht quiere hacer cambios en el equipo de la mañana y contrató a Ryan Kadro, un ex colega de CBS que trabajó en ese horario. También tiene un agujero grande en un horario central, el de las nueve de la noche, ya que no se ha nombrado un reemplazante para Chris Cuomo desde su despido en diciembre.

___

David Bauder está en http://twitter.com/dbauder

Tags

Lo Último


Te recomendamos