Noticias

Zelenski visita una escuela de Irpin en el arranque del curso escolar en Ucrania

UNICEF lamenta la "cruda realidad" de niños y profesores en plena guerra

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ha visitado este jueves una escuela de Irpin, una de las localidades tomadas por las fuerzas rusas en la primera fase de la guerra, como señal de apoyo a un sector, el educativo, que también ha sufrido los estragos del conflicto.

La ONU estima por miles los centros que han sufrido daños desde febrero y, de hecho, el Gobierno ha reabierto menos del 60 por ciento. Zelenski ha visitado una escuela que ha sido restaurada para albergar desde este jueves a 1.300 alumnos.

El presidente ha hablado con los niños y ha dicho que "la escuela es una segunda casa". También ha recorrido las instalaciones, entre ellas el sótano que debe servir de refugio a personal y a niños en caso de una alerta por posible bombardeo, informa la Presidencia ucraniana.

La directora del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), Catherine Russell, que ha concluido una visita de tres días a Ucrania, ha lamentado en un comunicado que el nuevo curso no llega como "un momento de entusiasmo y esperanza", con niños comentando "historias de verano" con amigos y profesores.

"Para cuatro millones de niños en Ucrania, el sentimiento es de inquietud, ha dicho Russell, tras visitar una escuela primaria rehabilitada y que ahora sólo puede acoger a 300 alumnos --el 14 por ciento de su capacidad-- por la construcción de un refugio antiaéreo.

"Las escuelas de Ucrania están buscando desesperadamente recursos para construir refugios contra las bombas en lugar de patios de recreo, y a los niños se les enseña sobre artefactos explosivos sin detonar en lugar de sobre seguridad vial", ha lamentado, al hablar de la "cruda realidad" de familias, alumnos y profesores.

Autoridades ucranianas y agencias humanitarias trabajan también para atender las necesidades educativas de los niños y desplazados y refugiados. La ONU calcula que a finales de julio unos 650.000 niños ucranianos vivían como refugiados en 12 países de acogida y no estaban inscritos en el sistema educativo local.

Tags

Lo Último


Te recomendamos