Noticias

Seúl propone diálogo con el Norte por reuniones familiares

SEÚL, Corea del Sur (AP) — El nuevo gobierno de Corea del Sur propuso el jueves una reunión con el del Norte para abordar la reanudación de los encuentros entre familias separadas por la Guerra de Corea (1950-1953), a pesar de la tensa relación que mantienen las dos naciones rivales por el programa nuclear de Pyongyang.

Las reuniones familiares son un asunto humanitario y muy emotivo porque en ellas participan personas de más de 80 años que están desesperadas por reunirse con familiares perdidos años de morir. Pero es probable que Corea del Norte, que suele emplearlas como moneda de cambio en acuerdos con el Sur, no acepte la oferta por su constante rechazo a las ofertas de Seúl y Washington para retomar las negociaciones sobre su programa nuclear y otros asuntos, mientras se centra en perfeccionar su tecnología armamentística.

“El Sur y el Norte deberían enfrentar las dolorosas partes de la realidad. Debemos resolver el asunto antes de que el término ‘familias separadas’ desaparezca", dijo el ministro surcoreano de Unificación, Kwon Youngse, en un discurso televisado. “Tenemos que utilizar todos los medios posibles de inmediato para encontrar medidas rápidas y fundamentales".

El Sur espera que los funcionarios responsables de esta cuestión en ambos países se reúnan en persona tan pronto como sea posible para dialogar, apuntó Kwon.

La oferta surcoreana se produjo dos días antes del Chuseok, la fiesta de Acción de Gracias que se celebra en las dos naciones.

Los programas de intercambio transfronterizos están estancados desde 2019, cuando fracasó el esfuerzo diplomático liderado por Estados Unidos para convencer al Norte de que renunciase a su programa nuclear a cambio de beneficios económicos y políticos. Washington ha instado a Pyongyang a retomar las conversaciones sin condiciones, pero el hermético país ha dicho que no lo hará a menos que Estados Unidos retire antes las políticas hostiles en su contra.

Desde que asumió el poder en mayo, el nuevo gobierno conservador surcoreano del presidente, Yoon Suk Yeol, ha propuesto grandes planes de apoyo a cambio de la desnuclearización, pero Corea del Norte los ha rechazado todos sin contemplaciones. Yoon también se ofreció a enviar ayuda para combatir el COVID-19, pero Pyongyang lo ha ignorado. El mes pasado, el Norte culpó de su reciente brote de coronavirus a los globos lanzados desde el Sur y advirtió de represalias letales.

Tags

Lo Último


Te recomendamos