Noticias

HRW insta a Indonesia a "no desaprovechar la oportunidad" de enjuiciar a los responsables de una masacre

La ONG Human Right Watch (HRW) ha instado este jueves a Indonesia a no desaprovechar la oportunidad de enjuiciar a los presuntos responsables de los crímenes cometidos en 2014 en la que ha calificado como "la masacre de Paniai".

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Un tribunal de Derechos Humanos indonesio --que rara vez se utiliza, según la organización-- está enjuiciando a un exoficial del Ejército por presuntos delitos cometidos durante una masacre en diciembre de 2014 en la provincia indonesia de Papúa contra cerca de 800 manifestantes.

En concreto, el 8 de diciembre de 2014, soldados indonesios dispararon contra unos 800 manifestantes en la ciudad de Paniai, matando a cinco adolescentes e hiriendo a otros 21, ha informado HRW.

"Las autoridades indonesias no deben desperdiciar esta importante oportunidad de finalmente responsabilizar a alguien por los crímenes cometidos durante la masacre de Paniai", ha dicho en un comunicado el subdirector para Asia de HRW, Phil Robertson.

"Este debería ser el comienzo de nuevos juicios por abusos graves contra los Derechos Humanos en (la provincia de) Papua, y no un esfuerzo 'único' para cerrar el libro sobre Paniai", ha añadido.

Para la organización, el juicio, que comenzó el 21 de septiembre de 2022, es "una oportunidad importante" para brindar una medida de justicia y compensación a las familias de las víctimas.

El tribunal de Derechos Humanos de Indonesia, que se estableció en 2000, se ha utilizado con muy poca frecuencia, según ha señalado la organización, que ha detallado que el juicio no tendrá lugar en Papúa, sino a unos 2.500 kilómetros de distancia, concretamente en Makassar, en la isla de Sulawesi.

Esto dificultará la asistencia al juicio de los testigos y las familias de las víctimas, por lo que HRW ha instado a las autoridades a poner recursos a disposición de los testigos y familiares que deseen ir.

Con todo, Human Rights Watch ha documentado multitud de casos de violaciones de Derechos Humanos en Papua. HRW sostiene que los indígenas papúes sufren detenciones arbitrarias, torturas y ejecuciones extrajudiciales, así como violencia sexual y de género.

Además, se ha restringido la visita de periodistas extranjeros y observadores de Derechos Internacionales a Papua desde 1967.

"Los indígenas papúes enfrentan el problema subyacente de discriminación y racismo por parte de las autoridades indonesias, y los abusos de derechos resultantes y la cultura de impunidad que protege a los responsables. Muchos papúes han protestado por los abusos que sufrieron y, en algunos casos, han pedido un cambio político", ha detallado la ONG.

En concreto, la protesta que se enjuicia fue provocada por una pelea en la noche del 7 de diciembre de 2014 , cuando miembros de Tim Khusus 753 (Equipo especial 753) --una unidad adscrita al Batallón del Ejército de Indonesia-- agredieron a Yulianus Yeimo, de 12 años.

El ataque fue una aparente represalia después de que un grupo de niños y adolescentes, incluido Yeimo, gritaron a un vehículo Tim Khusus 753 que encendiera las luces delanteras cuando pasara junto al grupo, cuyos miembros estaban decorando un árbol de Navidad y un pesebre en el barrio Ipakiye de Enarotali.

El vehículo Tim Khusus 753 pronto regresó con otro camión lleno de soldados indonesios, que persiguieron al grupo y atraparon y golpearon a Yeimo con las culatas de sus rifles. Yeimo tuvo que ser hospitalizado, según HRW.

"Las acciones del Ejército de Indonesia, no solo de un oficial retirado, serán juzgadas, y la respuesta del gobierno es crucial", ha recalcado Robertson, subrayando, no obstante, la importancia del juicio.

"Las audiencias deben ser transparentes, abiertas al público y ampliamente difundidas. Las víctimas de la masacre de Paniai y sus familias llevan mucho tiempo esperando justicia", ha instado.

Tags

Lo Último


Te recomendamos